Santa Fe
Jueves 01 de Febrero de 2018

Enrique, el primer taxista de la ciudad que ofrece que le paguen con tarjeta

Débito o crédito. Un dispositivo acoplado al teléfono permite realizar una operación que gana terreno en otras ciudades. "Es una opción más para el pasajero", le dijo a UNO Santa Fe. Asegura que decidió realizar la inversión en pos de otros beneficios. No llevar dinero en efectivo es una preocupación menos para Quique. .

"Averigüé y me di cuenta que no es tan complicado", le dijo Enrique Alberá a UNO Santa Fe. Quique, como le dicen, tiene 50 años y lleva casi 20 como taxista en la ciudad de Santa Fe. Comenzó siendo chofer de una unidad cuyo propietario era su hermano.

Se mantuvo como empleado unos años hasta que en 2010 pudo obtener su propia licencia para ejercer el oficio como dueño. Tiene su parada estratégica en la Terminal de Ómnibus de esta capital.


Se trata del primer taxista de la ciudad de Santa Fe que les da la opción de poder pagar con tarjeta de crédito o débito a sus pasajeros. "Escuché que se quería implementar en Santa Fe el pago con tarjeta pero se dilató demasiado el tema y entonces empecé a investigar", sostuvo.

Cuando un pasajero se sube, Enrique le advierte: "Además del efectivo, usted tiene la opción de pagar con tarjeta, crédito o débito". También avisan las obleas ubicadas en las ventanillas laterales del auto que indican las tarjetas con las que se puede abonar.

Enrique señala que se trata de una "inversión" que decidió realizar en su trabajo con el objetivo de ampliar la cartera de clientes. "En la primera semana funcionó muy bien. El pasajero que ingresa le ofrezco, no le exijo, sino que le informó que tiene una opción más de pago".

Por otro lado, señala que encontró una oportunidad de sentirse más seguro arriba del coche, en un contexto de violencia y de inseguridad que mantiene en jaque a taxistas y remiseros. "Si yo evito tener dinero encima mío, me sacó un problema de encima, una preocupación".

Se cumplieron dos semanas desde la implementación del pago electrónico y la sensación de Quique es buena. "Tiene aceptación, a muchos les llama la atención. Todos los días hay una persona que se suma o lo toma como una opción a tener en cuenta", describió.

Funciona también en situaciones de emergencias. "Me pasó de tener que llevar a una persona que había perdido el colectivo, llegaba tarde a su trabajo y tenía poco efectivo. Se subió al coche y terminó pagando con su tarjeta de crédito. Se quedó contenta y con el dinero en efectivo", describió.

Respecto a la aceptación o no que está teniendo entre sus colegas, dijo: "Muchos están interesados y otros no. Yo hace una semana y media que lo tengo y a todos se los muestro".

Costos y funcionamiento
Eso sí, cada operación tiene un costo. "Por supuesto que pierdo un porcentaje de la recaudación; de cada operación me quita el 7 por ciento. Yo decidí realizar la inversión en pos de otros beneficios".

Enrique contó que los trámites para la adquisición del aparato es sencilla. "Compré el posnet (dispositivo que va enchufado en el puerto de los auriculares), averigüé cuáles eran los costos me parecieron y razonables", manifestó Enrique.

La segunda condición es indispensable: se debe descargar una aplicación en el celular. Una vez que se conectó el mini-lector y se pasó la tarjeta, se debe colocar el monto de la compra y así proceder con la transacción de fondos.

El cliente deberá firmar sobre la pantalla táctil del teléfono y el comprobante le llegará por correo electrónico o por mensaje de texto (opcional).

El sistema se caracteriza por ser uno de los más económico y requiere de menos mantenimiento, ya que por ejemplo no necesita del soporte papel. Una de las compañías ofrece este servicio vende los dispositivo a 300 pesos.