Santa Fe
Miércoles 06 de Junio de 2018

Entregan cascos a jóvenes que obtengan por primera vez su licencia como motociclistas

Los Centros de Habilitación de Conductores de la provincia son los encargados de proveerlos a los conductores de entre 18 y 20 años.

La Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), dependiente del Ministerio de Seguridad, entregará cascos a todos los jóvenes entre 18 y 20 años que obtengan por primera vez su licencia única de conducir para motovehículos. Los mismos son otorgados a cada uno de los 94 Centros en reuniones que se están llevando a cabo en los nodos provinciales de las cinco regiones.

La primera entrega se realizó este martes en los Nodos Santa Fe y Venado Tuerto, y continuará el miércoles 6 en el Nodo Rosario y el jueves 7 de junio en los Nodos Reconquista y Rafaela.

La medida se enmarca en un plan de acciones que lleva a cabo la Provincia para reforzar la prevención de siniestralidad vial en los jóvenes conductores de motovehículos, quienes constituyen uno de los grupos más vulnerables dentro del espacio vial. En la provincia de Santa Fe el parque vehicular de motos experimentó un importante crecimiento cuya tasa superó a la de automotores. Asimismo, se elevó el número de siniestros en los cuales perdieron la vida o sufrieron serias lesiones conductores y/o acompañantes de motovehículos, y en general personas de corta y mediana edad.

Desde la creación de la APSV, la Provincia sostiene políticas públicas orientadas específicamente a la prevención de siniestros y lesiones graves a la población que utiliza motovehículos. El uso del casco como dispositivo de seguridad pasivo es fundamental para revertir las víctimas fatales y lesiones graves en los hechos de tránsito y la distribución de los mismos es el primer paso para incorporar en la cultura vial de la población conductas más seguras.

Los Centros de Habilitación de Conductores son espacios claves en el proceso de construcción de una nueva cultura vial, es por eso que resulta fundamental su adhesión a esta iniciativa que se enmarca en un proyecto mediante el cual se entregarán 6.000 cascos a conductores durante los próximos seis meses.