"Una tapita por una sonrisa" es la campaña que impulsa el Centro de Apoyo al Enfermo de Leucemia (Cenaele) que asiste a pacientes con leucemia y sus familiares. En sintonía con las políticas de cuidado del medio ambiente y a su vez colaborar con la ONG, desde el 2016 la Municipalidad se sumó a esta iniciativa con la colocación de una boca de recepción de tapas de envases plástico en el hall central del Palacio Municipal. En ese marco, este miércoles por la mañana el secretario de Ambiente y Espacios Públicos, Mariano Cejas, llegó hasta la sede de la institución ubicada en Catamarca 3679 para entregar el material recolectado.

"Estamos apoyando la labor de Cenaele desde una actividad que tiene que ver con el cuidado del ambiente, porque estamos hablando de la obtención de materiales para el reciclaje, como son las tapitas, que luego pueden ser utilizadas para la elaboración de distintos productos, pero fundamentalmente, no son desechadas en lugares que provoquen contaminación o inconvenientes", destacó Mariano Cejas durante la entrega en la cual estuvo acompañado por la presidenta de la asociación, Gladis Macedo de Saliva.

Acciones conjuntas

Además de la recolección, el municipio también colabora trasladando las miles de tapitas de colores que los vecinos llevan en bolsas, botellas y cajas, hasta la empresa recicladora; la que a su vez dona a la asociación el monto equivalente a la compra de dicho material. "Nos pareció muy importante sumarnos desde el municipio con esta actividad, a lo que la propia institución hace, para de esta manera poder ampliar los beneficios que se consiguen", destacó Cejas.

"En este caso, estamos haciendo una segunda entrega. Desde 2016, en que arrancamos con esta actividad con un punto de recolección en el Palacio Municipal, se ha logrado recolectar una tonelada", valoró el funcionario y completó: "A partir de la muy buena respuesta que hemos tenido por parte de los vecinos, hoy estamos anunciando que vamos a poner dispositivos en todos los espacios municipales para que la recolección sea mayor y obviamente incrementar el beneficio hacia la institución, pero a la vez, continuar avanzando en medidas que cuiden el ambiente y la contaminación con este tipo de elementos".

A partir de esta iniciativa, que tiene un objetivo ambiental como solidario, la Municipalidad apunta a generar actividades que refuercen las acciones tendientes al reciclado de residuos y que le permitan a la población conocer el proceso de reciclado de material PET.

Agradecimiento

Por su parte, la presidenta de la Asociación, Gladis Macedo de Saliva, destacó: "Agradecemos enormemente a la Municipalidad que haya tenido este gesto. A nosotros nos viene excelentemente bien, pero también al medio ambiente, y además, nos descongestiona la casa el hecho que nos ayuden a trasladar las tapitas". En esa línea, contó que la empresa que recicla el material "hace perchas, rastrillos para las hojas, palitas para juntar la basura, broches. Incluso, a veces nos devuelve esas cosas y la gente viene y colabora y hacemos así un intercambio que es otra manera de ayudarnos".

Asimismo, valoró que los beneficios de la campaña: "Nos ayudan mucho para darles alojamiento, elementos de higiene y comida a la gente. Contamos con el aporte de los socios, pero también necesitamos dinero para poder pagar los gastos propios de una casa, que son como los de cualquiera, pero acá con más gente y que en su mayoría necesita ayuda". Cabe señalar que a partir del año 2006, gracias a la sugerencia del Club de Leones de Rafaela, Cenaele comenzó con la campaña de recolección de tapitas plásticas "Una tapita por una sonrisa"; y así, a través su venta, la institución puede incrementar sus ingresos para las actividades que desarrolla.