Santa Fe
Jueves 18 de Enero de 2018

"Es feo, hoy volvemos a casa, estarán sus juguetes pero él no"

Sergio Gigliotti y Cristina Morla fueron recibidos por el intendente José Corral. La pareja santafesina convivió con un niño durante dos años bajo la figura de "guarda", en el marco del programa Familias Solidarias, y ahora una resolución los obligó a devolver al menor cuando ellos tienen la intención de adoptarlo

La pareja santafesina Sergio Gigliotti y Cristina Morla, quienes hoy entregaron a un niño de tres años en la sede de la subsecretaría de Derechos de Niñez, Adolescencia y Familia de Santa Fe tras criarlo bajo la figura de "guarda" por espacio de casi dos años, fueron recibidos por el intendente José Corral.

Sergio y Cristina convivieron con el niño en el marco del programa Familias Solidarias. Una resolución del organismo los obligó a devolver al menor, que será entregado a su vez a una familia que ya tiene la custodia de un hermanito, de 8 meses, que viven en la localidad de San Carlos.

En este contexto, la pareja ya había iniciado los trámites de adopción argumentando que el tiempo de "guarda" se prolongó. Gigliotti explicó su postura diciendo que "no es un capricho, no es una lucha, no es nada", sino simplemente "pedir que se respete a un niño que no tuvo la culpa de que el Estado haya estado ausente durante dos años".

El concepto de "guarda" refiere a una acogida transitoria de la criatura, ya que en principio el Estado a través de la subsecretaría de Derechos de Niñez, Adolescencia y Familia tiene un plazo de 6 meses para entregar el niño a la familia que lo adoptará definitivamente.

El encuentro
Tras la reunión con el mandatario local, Gigliotti afirmó que Corral los recibió para "interiorizarse" de la situación y brindarle "apoyo" desde su lugar. Además, insistió que el niño fue "arrancado de un seno familiar" porque "generaron (desde la subsecretaría de Derechos de Niñez) un vínculo que ahora decidieron romperlo en forma intempestiva".

"Hoy será la primera noche que él dormirá en una casa que no es la suya, va a dormir con unos padres que no son los suyos. Nosotros estamos juntos pero él está solito, con gente que tiene mucho corazón pero que él no conoce", dijo Sergio.

Además, reclamó que "no le quiten la posibilidad (al niño) de tener una familia que el Estado con su ausencia y desidia dejó que se conformara durante dos años. Si se hubiese respetado el plazo de 6 meses que determina la ley y le hubiesen asignado un familia definitiva, nosotros no estaríamos aquí".

Por último, Gigliotti y luego de un día doloroso para la pareja pidió que se pongan "en su lugar (de padres)" y comprendan el significado que cuando ambos vuelvan a su casa "estarán los juguetes (del niño) pero él no estará. Es feo".

Como mensaje final, la pareja subrayó que la determinación final sobre el destino del niño "no la tomará la subsecretaría si no la Justicia. Un juez o una jueza resolverán si corresponde que él se quede con nosotros o con otra familia".