En el marco del jueves negro que vivió ayer Argentina, luego de que la cotización del dólar transformara la jornada en una frenética corrida cambiaria con una cotización que llegó a los 42 pesos en las casas de cambio de Santa Fe, representando una devaluación del peso cercana al 11 por ciento, la incertidumbre se instaló en todos.

¿Qué sucederá hoy?, ¿cómo se frena esta situación?, ¿hay un techo? En diálogo con UNO en la Radio, el licenciado en Economía y técnico en Comunicación Estratégica Estanislao Malic brindó un panorama de lo sucedido y planteó algunas posibles soluciones y pronósticos.

Para empezar, Malic se refirió a los compradores de dólares en Argentina y mencionó como primeros gestores a los empresarios y millonarios. También mencionó a la segunda mitad estructural "compradora minorista", la clase media alta "que compra de manera desaforada y especulativa" unos diez mil dólares por mes en promedio.

"Esto que pasa en la sociedad argentina se repite en toda Latinoamérica, donde hay una pulsión muy grande de los habitantes por comprar dólares", dijo.

AUDIO de la entrevista completa:

En esa línea, consultado sobre si consideraba al cepo (restricción a la compra de dólares) como una salida, el economista aseveró: "Ojalá el gobierno salga de su miopía ideológica y se dé cuenta que la única salida es el control de cambio".

Y agregó: "Acá hace dos meses, desde que empezó la corrida, la salida de dólares está batiendo récords. El JP Morgan compró 500 millones de dólares en un día y el Merril Lynch hizo lo mismo, es decir que el Central les dio mil millones de dólares a bancos extranjeros sin problemas en un día. Y esos dólares se van, no quedan acá".

"Yo era un crítico del kirchnerismo cuando posibilitaba comprar dos millones de dólares por mes antes del cepo, y ahora que no hay límite, mucho más, porque así estamos permitiendo que vengan dos bancos extranjeros y se lleven mil millones de dólares en un día y te den vuelta el país", afirmó.

Por otro lado, Malic comparó a la situación actual con el "Rodrigazo", el cual tildó como "el peor momento del país de los últimos 40 años". "En esa época la inflación fue del ciento por ciento, se congelaron los salarios y aumentaron las tarifas, algo muy parecido a lo que pasa hoy, donde tenemos un gobierno que nos está complicando por todos los frentes".

"Este aumento descomunal del dólar en un ciento por ciento en lo que va del año es brutal para el pueblo, es tristísimo".

Lo que viene

Estanislao Malic se refirió a la repercusión del aumento del dólar en las familias, detallando que "este precio incide en todo". "No solo en las naftas que regulan el transporte de lo que consumimos, sino también de pequeñas cosas que consumimos como libros, juguetes y medicamentos. Además de grandes cosas como un auto, que por más que elijamos una marca argentina, el 70% del coche está hecho con insumos extranjeros que cotizan en dólares, lo que implica el aumento inmediato también", comentó.

Por último al hacer foco en el futuro 2019, el economista no se mostró muy optimista y lo vaticinó como un año "muy complicado". "Los argentinos estamos acostumbrados a estas situaciones, pero no deja de ser triste", cerró.

Otras frases del economista

Malic hizo alusión a la actualidad como "un típico ciclo liberal" y mencionó como ejemplos al famoso caso de la Baring Brother en 1890, el último ciclo de la dictadura militar y los 90 con una inflación del 300%.

"Acá repetimos la historia, eso es claro", aseveró y siguió: "Lo que llama la atención ahora es la rapidez del proceso".

Por último, al ser consultado respecto de un posible cambio de gabinete, Malic declaró: "Mi opinión como economista y no como politólogo es que eso no me gusta porque la salida de dólares es estructural. La lluvia de inversiones no pasó nunca y hay que pagar una cantidad de dólares. Entonces cambiar los bomberos en un incendio creo que es la última opción, o cambiás la manguera o el camión, pero los bomberos en sí me parece que no".