Bajo el lema "Madre de Guadalupe, que seamos una iglesia misionera", el fin de semana del 14 y 15 de abril tendrá lugar la 119ª Peregrinación Arquidiocesana a la Basílica de Guadalupe.

La celebración tendrá dos actividades que se espera tengan mayor convocatoria de fieles. La primera tendrá lugar el sábado a las 23.15, cuando la imagen de la Virgen se saque a la puerta del santuario para la realización de un homenaje especial que se centrará en el armado de un rosario luminoso humano.

"Cinco familias que conforman nuestra congregación serán las encargadas de recrear la imagen con el uso de una especie de antorcha", explicó a UNO el sacerdote Olidio Panigo, quien comentó que el evento se complementará con la participación del coro de seminaristas que interpretarán canciones en su honor. Además habrá repique de campanas y fuegos artificiales sin ruido.

La otra acción que espera contar con mucho acompañamiento es la ya tradicional peregrinación y misa central que iniciará el domingo a las 15.30 con la salida de la Virgen y culminará tras la homilía del arzobispo José María Arancedo en la plaza del Folclore.

Fecha especial

El párroco Olidio Panigo comentó que este año será especial por "el contexto". "Por un lado, porque el próximo 22 de abril se cumplen 90 años de la coronación pontificia de la Virgen, lo que significó el reconocimiento que tiene como imagen para la fe del pueblo; y porque el 19 de septiembre se cumplirán 100 años de la creación de la parroquia de Guadalupe, que fue lo que motivó la devoción de los fieles en Santa Fe".

Más detalles

Cabe destacar que como todos los años está programado que haya distintos servicios de atención de emergencia y puestos comerciales alrededor de la Basília. Además está previsto que se disponga un operativo de tránsito especial -con corte de calles y cambios en los recorridos de diferentes líneas de colectivo- y de seguridad.

Asimismo se instalarán puestos de entrega de agua bendita y de recepción de donaciones, ya que se insta a los visitantes solidarios que quieran llevar aportes, a que acerquen ropa, calzados y alimentos no perecederos para entregar a Cáritas Diocesana.