El diputado provincial Jorge Henn exigió que se establezcan los lineamientos para que la provincia de Santa Fe pueda abastecerse de 50 kilos de marihuana proveniente de Uruguay, con el fin de que el Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) Sociedad del Estado pueda empezar a producir aceite de cannabis con fines medicinales. Lo hizo a través de una carta dirigida al ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein.

Henn expresó que "más allá de las buenas intenciones" que se demostraron luego de la sanción de la Ley Nacional de Uso Medicinal de la Planta de Cannabis y sus derivados, "las personas que requieren del aceite de cannabis no lo tienen" y deben recurrir en muchos casos al autocultivo o a importar el producto ya terminado.

A partir de esta situación, el LIF planteó la posibilidad de llevar adelante la producción pública de este aceite, y presentó todos los formularios pertinentes ante la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), "pero no hay respuesta, y pasó más de un año", por lo que consideró "que tiene que haber una respuesta rápida por parte del ministerio", por tratarse de un tema primordial de salud pública. Recordemos que, por ejemplo, en el caso de personas que sufren de epilepsia, el suministro de aceite de cannabis puede reducir de 200 a casi ninguna convulsión diaria.

Por último, informó que familias de personas con este tipo de patologías de Rosario y Santa Fe presentarán acciones legales para que se les permita el autocultivo, y expresó su total apoyo en estas medidas judiciales.

A continuación la carta completa:

Sr. ministro de Salud de la Nación

Dr. Adolfo Rubinstein S/D

De mi consideración

En mi carácter de diputado de la provincia de Santa Fe y apelando a su sensibilidad más profunda, dada su función como encargado de la Salud Pública de todos los argentinos, es que me permito dirigirme a usted con la urgencia que la situación demanda.

Dicha prisa proviene de la angustia y el padecimiento de cientos de santafesinos y santafesinas, que encontraron en la medicina natural y alternativa a base de cannabis, una esperanza para morigerar los síntomas de distintas patologías y que hoy necesitan de su pronta disponibilidad. Especialmente cuando estas patologías fueron comprendidas por los legisladores nacionales y expresadas en la Ley N° 27.350 que, claramente, ordenaba al Poder Ejecutivo Nacional: "Establecer lineamientos y guías adecuadas de asistencia, tratamiento y accesibilidad" al uso medicinal del cannabis y sus derivados.

La Provincia de Santa Fe, de manera seria y responsable, ha presentado ante ese Ministerio un programa, en consonancia con la ley, de registro, acceso e investigación en la materia para lo que es imprescindible la autorización del Estado Nacional.

El marco jurídico legal provincial está cubierto a través de la normativa establecida por Ley Provincial N° 13.602 - Incorporación de medicamentos a base de cannabis en el Formulario Terapéutico Provincial. En su artículo N° 4, establece pautas sobre el "Desarrollo y Producción Pública de Medicamentos".

Cómo bien sabrá usted el impedimento del desarrollo de este programa provincial de investigación y producción radica en las normas que prohíben el uso de cannabis en la República Argentina, según Ley N° 17.818/1968. No obstante, la ley nacional sobre cannabis medicinal N° 27.350/2017, establece que "la autoridad de aplicación podrá autorizar el cultivo de cannabis por parte del Conicet e Inta con fines de investigación médica y/o científica, así como para elaborar la sustancia para el tratamiento...".

Es apreciable que los tiempos que demandaría, al Conicet e Inta, desarrollar el cultivo de cannabis -apto para formulaciones medicinales- dilataría el proceso innecesariamente, ignorando las urgencias de los pacientes. El Gobierno santafesino se abocó a indagar otra posibilidad, al corto plazo, para acceder a la materia prima. Por tal motivo, se iniciaron conversaciones con las autoridades del Instituto de Regulación y Control de Cannabis (IRCCA) de la República Oriental del Uruguay, con quienes se analizó la posibilidad de generar un vínculo estratégico, IRCCA - Ministerio de Salud de Santa Fe, para la importación de materia prima (flores), con autorización de Anmat.

En abril de 2017 en este contexto e inmediatamente a posterior de la publicación del decreto reglamentario de la ley provincial sobre cannabis (N° 13.602), la provincia de Santa Fe (a través del LIF SE), fue la primera jurisdicción argentina en realizar, en la Dirección de Sustancia Sujetas a Control Especial - Anmat, una "Solicitud de Importación de la planta de cannabis sativa, para desarrollo e investigación de productos para uso medicinal".

Se dio cumplimiento, ante la Anmat, de la confección y posterior presentación, del correspondiente formulario para la importación de sustancias bajo control. Puntualmente, la solicitud para importar 50 kg de flores secas de cáñamo (cannabis sativa L), desde Uruguay (Cannabis Uruguay Ltda. fue la empresa seleccionada).

El requerimiento lleva más de un año sin que se hayan registrado respuestas algunas a la solicitud por parte de las dependencias nacionales.

Esto significa un retraso inexplicable en la puesta en marcha del plan presentado por el LIF que serviría para mejorar la calidad de vida y aliviar los dolores de personas con epilepsia refractaria u otras enfermedades.

Familiares y pacientes han tenido que recurrir a la Justicia ordinaria ante lo que consideran una violación al derecho de salud establecido por el Congreso y que no se instrumenta por razones que no pueden ser comprendidas desde un punto de vista humanitario para con los afectados.

En razón de esto solicitamos: se habilite la provisión de la materia prima mencionada a fin de comenzar urgentemente, con el plan presentado por el área de Salud provincial.

El mismo consta de dos etapas que han sido aprobadas por las autoridades pertinentes:

Etapa 1 (mediano plazo)

•Planta piloto a escala de investigación y optimización de derivados de cannabis, para obtención mediante técnica de fluido supercrítico de CO2, en dependencias de la FByF-UNR.

•Obtención de un aceite de cannabis (producción teórica de 2.000 frascos de 50 ml con una concentración de 50 mg/ml de CBD), para pacientes de la provincia de Santa Fe, incorporados en un estudio clínico.

Participantes:

•Planta Piloto de Producción Pública de Medicamentos (PPPM) de la FByF-UNR;

•LIF SE; •Instituto de Regulación y Control de Cannabis (IRCCA) de la República Oriental del Uruguay: se propuso incorporar al IRCCA como socio estratégico, para la importación de materia prima (flores), con autorización de Anmat, para desarrollo de investigación básica e intercambio, por producción. Financiación estimada para esta etapa del proyecto: 260.000 dólares.

Etapa 2 (largo plazo)

•Planta de producción a escala industrial, para elaboración, fraccionamiento y envasado, en dependencias del LIF SE. Obtención de un aceite de cannabis, calidad farmacéutica.

Participantes:

•Escalado industrial a través de la Facultad de Cs. Bioquímicas de la UNL (transferencia tecnológica);

• Financiación de esta etapa del proyecto: a definir, con el escalado final. Conicet/Santa Fe.

Como usted sabe, las gestiones del Área de Salud de nuestra provincia ante su Ministerio se han ido sucediendo sin resultado positivo a la vista. Insistimos, porque son los familiares y pacientes los que no pueden esperar más. Acudimos a su responsabilidad política y su sentido de la solidaridad para aquellas familias que no quieren bajar los brazos en lo que es una denodada, y muchas veces infructuosa, lucha por ver en sus seres queridos una sonrisa, una respuesta o, simplemente, una expresión de alivio.

Desde ya agradecemos su atención y ponemos a disposición todo el esfuerzo que sea necesario para destrabar cualquier inconveniente que esté a nuestro alcance y que sea ajeno a motivos políticos o ideológicos que ya han sido resueltos en el Congreso Nacional mediante Ley 27.350.

Lo saluda fraternalmente.

Jorge Henn

Diputado Provincial de Santa Fe