Tras el incendio que se produjo en la parroquia Nuestra Señora del Rosario de Pompeya en la madrugada del sábado 17 de marzo, cuando el edificio sufrió importantes daños, además de que ladrones se hicieron con los elementos usados en las ceremonias religiosas.

A pesar de las daños que generó el fuego en las instalaciones de la parroquia, las actividades siguieron dándose con total normalidad. "Trabajamos normalmente, como Pastoral y también el servicio de Cáritas", explicó el cura.

El fuego que en ese entonces se generó en la sala de monaguillos había afectado tanto ambientes como puertas y ventanas. El calor también provocó el desprendimiento del cielorraso, el cual se deberá cambiar en su totalidad.

LEER MÁS: Incendiaron y provocaron destrozos de manera intencional, en la parroquia Nuestra Señora de Pompeya

Para poder participar los interesados podrán adquirir su bono contribución que tiene un valor de $100. La convocatoria es para este domingo 13 de mayo a las 16, en el predio lindante a la parroquia, en avenida Peñaloza y French. En esta ocasión aparte de bandas y música en vivo como Coty Hernández, el grupo Cali, Marcos Castelló, David Stinson, La Contra, entre otros. también habrá servicio de bufé. "Los asistentes podrán traer sus sillones si quieren, para disfrutar la tarde del domingo", aseguró el párroco Julián Muyur, responsable de la institución.

Gracias a la colaboración de la comunidad, organizaciones y particulares se logró reconstruir gran parte de lo afectado y devolvieron la imagen a la iglesia. "Nosotros sentimos el acompañamiento, el apoyo de toda la gente, no solo la gente del barrio, más allá de que los vecinos sientan la pérdida. Pero hay mucha gente que colaboró de distintos sectores", aseguró Muyur. Tanto es así que la instalación eléctrica se recuperó en un 80%, ahora se está trabajando en el revoque de las instalaciones. Sin embargo, el objetivo principal está orientado en refaccionar el cielorraso del edificio. Con el festival y ojalá podamos lograr este objetivo, para recuperar lo que se perdió", sostuvo el sacerdote.

"Quiero agradecer a todas las personas, movimientos, instituciones, iglesias, no recuerdo a todos porque son muchos. Sabemos que es un gesto de caridad y ojalá sigamos con estos gestos, hoy por hoy me toca a mí y mañana le puede tocar a otro", cerró el párroco de Nuestra Señora del Rosario de Nueva Pompeya.