Se llama Rodolfo Casse, un profesor jubilado oriundo de de Sauce Luna, una pequeña localidad de la vecina provincia de Entre Ríos. Aprovechó la oportunidad que ofrece el fin de semana largo y vino a visitar a sus hijos que estudian en la capital santafesina.

Un gran disgusto se llevó Casse cuando se levantó este lunes. Había dejado el auto estacionado sobre calle Saavedra entre La Rioja y Tucuman. Cuando fue en busca de su coche se dio cuenta que le faltaba una rueda, la trasera del lado derecho.

En la madrugada delincuentes atentaron contra su vehículo y le aflojaron dos de las cuatro cubiertas. En declaraciones a la emisora LT 10, el ciudadano entrerriano contó que solo pudieron llevarse una, ya que la otra quedó presionada contra el guadabarros del autos.