Santa Fe
Lunes 11 de Junio de 2018

Fuerte denuncia de la expareja de un diputado nacional formoseño

La mujer es formoseña y vive en Santa Fe. Relató a UNO la violencia ejercida contra ella en una relación que mantuvieron en la ciudad capital de la provincia durante dos años

Este lunes comenzó a circular a través de las redes sociales un video donde María Eugenia Suárez, artista plástica de la ciudad de Santa Fe, realiza una denuncia contra el diputado nacional por Formosa, Mario Arce, quien se opone al proyecto de aborto legal, seguro y gratuito que se tratará este miércoles en el Congreso de la Nación.

En el video se puede ver a Suarez decir: "Ante la indignación que me produce escuchar la doble moral con la que se expresan algunos diputados de la Nación frente al trascendental debate que está en curso, y que con su voto pretenden cercenarnos el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, hice este video que refiere a mi experiencia personal".

Y agregó: "Dentro de la nómina de los diputados que votarán en contra de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, está el nombre de Mario Arce, diputado nacional por Formosa, con el que mantuve una relación cuando éramos estudiantes de la Universidad Nacional del Litoral, durante los años 1997 y 1998".

"Durante ese periodo, él ejerció violencia física y psicológica contra mi persona, me obligó a abortar clandestinamente en una clínica privada de la ciudad. Este diputado encarna la hipocresía de aquellos que dicen defender a la vida, él decidió sobre mi cuerpo y ahora pretende decidir con su voto en contra sobre el cuerpo y la vida de miles de mujeres, adolescentes y niñas del país. Mario Arce no tiene ningún tipo de autoridad ética, moral y política para decidir sobre esta ley", expresó Suarez.

En diálogo con UNO, la mujer relató sobre los motivos que generaron grabar y subir el video: "Son muchísimos. Es precisamente ver dentro de esa nómina de diputados que va a votar en contra de la vida de un montón de mujeres, tan fundamental para nosotras, sabiendo que tiene un doble discurso y doble moral. Refleja los funcionarios que tienen en sus manos la posibilidad de aprobar ese proyecto y sin embargo su vida personal se contradice con eso que dicen defender".

Embed

"Estuve aproximadamente dos años en pareja con él hasta que decido terminar esa relación. La situación de llegar a practicarme un aborto fue el corolario de una relación abusiva y violenta. Ese fue el momento por el cuál yo fui elaborando una manera de salir de esa relación sin salir tan afectada entre tanta violencia. Él dijo en algunos medios que tuvimos una relación normal pero es absolutamente falso. Fue una relación violenta. Dentro de nuestra intimidad era de una manera y para fuera era otra completamente diferente. Esas contradicciones de mostrar algo que no es por dentro las tuvo siempre, pero hoy cuando una mujer quiere decidir hacerse un aborto este tipo de personaje vota en contra", describió Suarez.

En esta línea expresó sobre las expresiones del diputado Arce: "Es lo que me lleva a mi tomar la decisión por la cual decidí filmarme, exponerme y hacerme cargo de mi historia, de un pensamiento con el cual soy consecuente desde esa época. En veinte años el siguió con su carrera política, ha llegado a un lugar en el Congreso, y es por lo que quiero denunciar que no tiene ningún tipo autoridad política, ni moral, ni ética para decidir sobre el cuerpo de las mujeres".

Sobre el movimiento de mujeres, Suarez manifestó: "No existe porque sí. No existe por un capricho de mujeres, o de un movimiento político. El movimiento de mujeres está denunciando constantemente sobre una base material, sobre una parte de la sociedad concreta; en qué condiciones están las trabajadoras hoy en día; la brecha salarial que existe entre hombres y mujeres; los refugios de mujeres violentadas; las licencias por maternidad. Hay un amplio espectro de consignas que levantan y que levanto yo en mi vida militante y es en base a eso donde yo decido hacer pública esta denuncia. Nosotras nos plantamos y decimos basta de esta hipocresía, queremos decidir sobre nuestro propio destino y nuestra propia vida. Es un movimiento imparable que sigue creciendo que no termina en este debate parlamentario, sino en un montón de consignas materiales más".