La secretaria de Energía de Santa Fe, Verónica Geese, salió a responder el reclamo que formularon distintos sectores del comercio, encabezados por los panaderos, para que se suspendan o se tomen medidas para reducir el impacto de los tarifazos que vienen sufriendo desde del año pasado. Además, negó que la provincia tenga la energía más caras del país y estimó que "la mayoría de la gente, en ciudades como Rosario, percibe que este verano una mejor calidad del servicio".

Por qué interesa

La funcionaria provincial habló con en el programa "Zysman 830" sobre los costos de la tarifa de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), y en ese sentido negó que ese servicio sea uno de los más caros del país.

"No es así. Santa Fe es una provincia que tiene sus particularidades y la EPE también las tiene. La EPE tiene en total 55 mil kilómetros de líneas de energía. Ninguna otra distribuidora tiene ni la mitad. A esas líneas hay que mantenerlas, recorrerlas. Son las que prestan el servicio", explicó Geese.

"De las 55 mil, hay 20 mil que son rurales. En esa ruralidad se vende el 1 por ciento de la energía. Por eso, cuando se relaciona los costos de EPE con los de Edenor y Edesur (las prestadoras del servicio en Capital Federal y Gran Buenos Aires), obviamente siempre habrá una gran diferencia porque los costos de la EPE debe cubrir una superficie mucho más extensa que la ciudad de Buenos Aires", agregó.

El panorama

En ese sentido, Geese remarcó: "Los costos agregados en distribución en una empresa como la EPE van a ser superiores a los de las zonas más concentradas de todo el país, que tienen la mitad de kilómetros de líneas de la EPE. Y eso influye muchísimo en los costos".

Al ser consultada sobre los reclamos de distintos sectores del comercio y la industria por los tarifazos que sufren en los últimos meses, Geese sostuvo que "se están evaluando caso por caso. Tenemos una reunión con las empresas eléctrointensivas con la ministra de Producción. En ese sentido, vamos a ofrecer algunas líneas de crédito y trabajar en el diagnóstico".

Los problemas en verano

Cuando le pidieron que haga un balance de la prestación del servicio durante el verano que acaba concluir, la secretaria de Energía aclaró que aún no contaba con los índices de prestación de servicio de este trimestre, pero arriesgó una estimación. "Cuando se termine se cerrar el trimestre vamos a tener esos índices. Están en proceso de generación. Todo depende en la ciudad donde estuvo, pero hay una mejora en la calidad del servicio", sostuvo.

"En algún momento, el servicio se va a cortar cuando hay grandes calores. Pero lo que se debe medir es la respuesta en el regreso de la energía. Cuán rápido la Epe puede reponer el servicio. Esa es una de las variables que tiene el servicio. Vamos a esperar que nos den los números. La mayoría de la gente en ciudades como Rosario perciben una mejor la calidad del servicio. También sabemos que hay mucho más por invertir. No sólo en infraestructura eléctrica sino en capacitación y en infraestructura del trabajo", añadió.