Gigared es una empresa que hace años está presente en Santa Fe y la zona y que en el último tiempo también comenzó a hacer pie en Santo Tomé. Sin embargo, la falta de respuesta municipal a un pedido para realizar las obras correspondientes a la expansión del servicio, traba los planes que además implicarán la generación de nuevos puestos de trabajo en la vecina ciudad.

Actualmente, una ordenanza de fines del siglo pasado, impide a la prestadora de triple play poder expandir la red de abonados a una empresa que invierte en capital y recursos propios y viene trabajando fuerte con personal altamente calificado en expansión y tecnología.

En diálogo con UNO Santa Fe, el gerente de operaciones Santa Fe de Gigared, Alberto Stornini, sostuvo que la empresa está haciendo el mayor esfuerzo para poder generar fuentes de trabajo y estar físicamente en Santo Tomé. "Estamos haciendo muchas inversiones de tecnología de primerísima calidad y estamos llevando fibra óptica directamente a los hogares", remarcó.

"La verdad es que Santo Tomé es una plaza atípica, porque por el medio pasan todos los troncales de fibra óptica de la empresa. Gigared es mayorista de internet y hace 20 años que tiene imposibilidades políticas para ingresar a la ciudad", explicó Stornini.

En esa dirección, reflejó que Santo Tomé es una "plaza que está blindada políticamente", ya que al haber un solo operador, la gente no tiene posibilidad de elección de otro prestador para el servicio de televisión, de telefonía o de internet.

"Tenemos un pedido desde noviembre de 2017, para hacer un troncal subterráneo de fibra óptica y no tenemos respuesta del Ejecutivo. El 7 de febrero, presentamos un pedido de soterramiento de un troncal subterráneo, y tampoco hay respuestas desde el municipio a cómo poder invertir y trabajar", enfatizó el directivo.

"Ayer en el Concejo se trató una moción para rever el tema. El Concejo está dividido, y en esta puja política, el único perjudicado es el habitante de Santo Tomé, que tiene un servicio sobrevaluado, lo paga más caro, con una tecnología vieja y deficiente y no puede tener posibilidad de elección", manifestó.

Mientras tanto, Gigared tiene la mitad del personal para Santo Tomé contratado, pero al no definirse la posibilidad de seguir invirtiendo "está en riesgo la fuente laboral" de varias personas de manera directa y otras tantas que de manera indirecta, a través de la subcontratación de otra empresa realizarían las tareas de servicio técnico e instalación.

"Nosotros ya hemos realizado dos etapas en el centro con una obra soterrada y sin ningún inconveniente, con tuneleras inteligentes que fueron aprobadas por el municipio. Nos han dado el visto bueno del final de obra, pero ahora en la tercera etapa para la zona sur no contestan, ni por un no, ni por un sí", indicó y agregó: "Hay unas 50 manzanas cableadas con servicio, la gente está muy ansiosa de poder elegir y hay una cantidad de clientes importante".

Fibra óptica directa al hogar

Se trata de una tecnología en la que el cableado no tiene impacto visual, que no transmite tensión y que permite trabajar con mayor velocidad, estabilidad y confiabilidad en la transmisión de datos, facilitando la instalación de cámaras de seguridad, el servicio de posnet para los comercios, o el ancho de internet que precise el cliente, entre otras ventajas.

"La verdad es que es lo más moderno y lo más efectivo que hay tecnológicamente. O sea no hay microcortes, no hay problemas de tensión, no se roban los cables porque no tienen cobre. Es lo más superador que hay", resaltó.