Santa Fe
Lunes 05 de Marzo de 2018

Graciela Brondino: "A Luisina le pasó lo mismo que a Marianela"

La mamá de la joven que murió en 2010 luego de un asalto revive hoy su dolor por las similitudes de su caso con el de este fin de semana. Una carta para reflexionar.

"Todo tan igual a lo que le hicieron a Marianela, que me produce un enorme dolor y me causa indignación. Como dijo un sr. que entrena perros para actuar en emergencias, los otros días, EL OTRO EXISTE Y ES MÁS VISIBLE CUANDO NOS PASAN LAS MISMAS COSAS. Y a Luisina le pasó exactamente lo mismo que a Marianela", escribió en redes sociales Graciela Brondino, la mamá que perdió a su hija en 2010, luego de que la asaltaran motochorros cuando iba a trabajar, en bicicleta.

Hoy, el dolor de Graciela es también por la muerte de Luisina Rodríguez, la mujer de 32 años que falleció este sábado en el hospital Cullen tras haber sido abordada por motochorros mientras ella transitaba en bici alrededor de las 18 en Facundo Zuviría y Gutiérrez, en el barrio Fomento 9 de Julio.

"Misma metodología de asalto, mismo salvajismo, mismos violentos golpes en las cabezas que les quitaron cualquier chance de vida. Motochorros que huyen sin poder robar nada, por la gravedad de las lesiones, motochorros que, después, nadie encuentra", repite acongojada la mujer que hace ocho años busca justicia.

Con la experiencia de procesar angustia durante tanto tiempo, Graciela escribió también unas palabras para los seres queridos de Luisina: "No sé aún cómo está conformada la familia de esta pobre chica, pero los abrazo de corazón porque sé, con absoluta certeza, por lo que van a tener que pasar: en la justicia, y en la vida, porque esto es un antes y un después. Ya nada será igual. El dolor será un habitante más de vuestras casas, y la pérdida es irreparable".

Su mensaje final refiere a su propia lucha y convoca a reflexionar no solo al Estado, sino también a la sociedad santafesina: "Siempre me surge la misma reflexión: hasta cuándo vamos a seguir impávidos mientras nos matan todos los días o matan a nuestros hijos... Que nadie cometa el error de creer que estas cosas le pasan a los otros únicamente. Porque le pasa a cualquiera, en cualquier barrio y a cualquier hora del día, y el día que te pasa, te quedás impávido mirando los pedazos destruidos de tu propia vida, sin saber cómo se hace para seguir...".