Desde su puesta en funcionamiento, allá por el 2008, la Fundación Mateo Esquivo se destaca en su rol social por imponerse nuevos desafíos en pos de lograr una mejor atención para los pacientes con enfermedades oncológicas que se atienden en el Hospital Alassia.

Primero se plantearon mejorar el equipamiento del servicio, después lograron tramitar becas para los profesionales y más tarde trabajaron sin cansancio hasta lograr tener una sede propia con alojamiento para las familias del interior.

Ahora, en el marco de su décimo aniversario, se plantean una nueva meta: construir un Hospital de Día especial para los niños oncológicos que pueda brindar la cobertura necesaria para quienes requieren seguir su tratamiento sin necesidad de internarse.

"Serviría por ejemplo para la cobertura médica de los chicos que están haciendo quimioterapia, los cuales ahora se quedan internados. Ahora con este espacio eso se evitaría y quedarían más camas desocupadas disponibles para otras atenciones", explicó en diálogo con UNO en la Radio el presidente de la institución, Diego Esquivo.

El hombre además hizo referencia a que también se proyecta construir una sala de juegos orientada para estos pacientitos. Y dijo: "Recordemos que, por su tipo de enfermedad, estos niños requieren de aislación para no contagiarse de otras enfermedades".

En ese sentido mencionó que el presupuesto ya está disponible pero que aún falta concretar los permisos específicos de obra. "La idea es empezar cuanto antes", aseguró.

Elegidos como referentes sociales para llevar la antorcha olímpica

Esta semana los referentes de la Fundación Mateo Esquivo se enteraron que serán protagonistas de la llegada de la antorcha olímpica a Santa Fe, el próximo 11 de agosto, a las 17, cuando se realice un evento específico del recorrido de la llama por distintos lugares emblemáticos de la ciudad.

Y es que el pasado martes 24 de julio, a 74 días de que comiencen los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires, se encendió la antorcha olímpica en Atenas, Grecia. Precisamente en el histórico Estadio Panathinaikós, donde tuvieron lugar los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna en 1896. De ahí en más, el fuego sagrado comenzó a recorrer miles de kilómetros hasta llegar a la ciudad de Santa Fe en unos días.

Deportistas, personalidades de la cultura y de la comunidad de la ciudad serán los encargados de portar la llama olímpica desde la Costanera Este, cruzarán el Puente Colgante -uno de los máximos íconos de la capital provincial- y llegarán al Monumento del Brigadier Estanislao López, emplazado en la Costanera Oeste. Cada 100 metros a lo largo de un kilómetro, la antorcha cambiará de mano. En el ámbito del deporte, los relevistas santafesinos designados son: Germán Chiaraviglio, Santiago Grassi, Facundo Quiroga y Virginia Zonta. En el ámbito de la cultura y de las instituciones sociales, estarán Rubén Carughi y Diego Esquivo.

Consultado sobre esa designación, el referente de la fundación que lleva el nombre de su hijo, aseguró sentirse feliz y halagado, "por lo que implica el reconocimiento a todos los que trabajan de manera solidaria por el crecimiento de la institución".

"Uno no trabaja para recibir premios, pero sin dudas estamos muy contentos de que nos hayan elegido para este momento histórico de la ciudad", agregó.

Día del Niño

Cabe destacar que en el marco de los festejos del Día del Niño en la Fundación Mateo Esquivo se está programando una actividad especial para el próximo 17 de agosto que contará con la participación de pacientes actuales y de quienes pasaron por la entidad y ya fueron dados de alta.

En ese sentido cabe mencionar que la entidad está impulsando una campaña de recolección de juguetes (nuevos, lavables y de material no tóxico) que destinarán a la entrega de obsequios en el evento. Hay tiempo de acercar las donaciones -a la sede de la Fundación ubicada en Salta y Lamadrid- hasta el 13 de agosto. Por consultas llamar al 4505921.