La Justicia decidió un embargo contra Independiente por casi 90 millones de pesos, en una causa que le inició el Banco Provincia por valores impagos en una deuda que el presidente del club Hugo Moyano había llegado a un acuerdo con la entidad bancaria para saldarla.

El embargo de la Justicia se hizo extensivo no solo a la Superliga, sino también a la Conmebol, en relación a los derechos televisivos que Independiente debe cobrar por su participación en el torneo local y en la Copa Libertadores.

El pedido fue formulado por el juzgado nacional en lo Comercial número 23 e ingresó a la Superliga Profesional de Fútbol (SPF) el pasado 23 de febrero de 2018.

El escrito fue presentado por el abogado Ricardo Frega Navia -quien representa a BaproMandatos- por esa deuda, un total de 49.649.860,17 de pesos más 39.713.888 de pesos en concepto de intereses, lo que equivale a un total de 89.363.748.17 pesos.

En la última Asamblea de representantes, Hugo Moyano anunció el acuerdo de pago de 90 millones de pesos correspondientes a la deuda con el Banco Provincia.

La causa judicial avanzó y ahora la Justicia decidió embargar al club de Avellaneda por la deuda más los intereses.

En el escrito se aclaró que las negociaciones vinculadas a un eventual plan de pago fracasaron "ante las dilaciones de la entidad deportiva".

Incluso se hizo mención -en la ampliación del embargo- que que en el mes de enero el club percibió la suma de 19 millones de euros producto de las ventas de Ezequiel Barcos (Atlanta United de Estados Unidos) y Nicolás Tagliafico (Ajax de Holanda).

A pedido del BAPRO, dicho embargo también fue extendido, con posteridad a la feria, a los ingresos percibidos por el club sobre los montos previstos de la Conmebol Nro. 005/2018, vinculados al eventual avance del equipo en la actual Copa Libertadores.