Santa Fe
Viernes 20 de Abril de 2018

Inédita iniciativa: 15 barrios de Santa Fe se unen para combatir la inseguridad

El jueves por la noche, referentes vecinales de distintos puntos de la ciudad se reunieron para idear la conformación de una red que buscará crear estrategias para hacerle frente a esta problemática.

Con el objetivo de crear una red de vecinales para tratar específicamente la temática de la inseguridad, referentes de 15 vecinales de la ciudad de Santa Fe –21 de Octubre, Guadalupe Oeste, 7 Jefes, Barrio Norte, Candioti Sur, Centenario, El Tránsito, Pro Adelanto Barranquitas, Schneider, Nueva Santa Fe, Chalet, Las Delicias, Scarafía, Liceo Norte y Fomento 9 de Julio– se reunieron en la noche del jueves para dar el puntapié inicial. A ellos se sumaron miembros de la Asociación Familiares de Víctimas y autoconvocados de Santo Tomé y San José del Rincón, específicamente del barrio Villa California.

En el encuentro, que tuvo lugar en la vecinal Formento 9 de Julio, los vecinalistas compartieron experiencias sobre las medidas impuestas por cada una para enfrentar la mencionada problemática en su zona y debatieron ideas para crear estrategias conjuntas.

"Lo prioritario es la inseguridad, que hoy abarca a todos los barrios sin distinción", explicó Adriana, una de las participantes en diálogo con UNO, quien detalló que el objetivo de la conformación de la red será "hacernos escuchar con más fuerza, porque nos están matando a nuestras familias".

"Queremos exigir un cambio de leyes y de actitud, porque sentimos que tanto los gobiernos como la Justicia no nos están mirando. Y creemos que la única manera de que lo hagan es si nos unimos, por eso les pedimos a toda la ciudadanía que quiera plegarse que lo haga", puntualizó la mujer y completó: "La inseguridad es un tema que nos atañe a todos. No puede ser que el compromiso solo llegue cuando nos afecta de cerca".

red de vecinales 2.jpeg
Foto. Gentileza vecinal Fomento 9 de Julio.
Foto. Gentileza vecinal Fomento 9 de Julio.


En esa línea, destacando que ya se programó una segunda reunión para los primeros días de mayo (la fecha estimativa sería el jueves 3) en el mismo lugar, Adriana destacó que "si bien cada barrio tiene realidades diferentes, las formas de combatir la inseguridad estimamos que pueden ser las mismas".

"La vieja imagen de la gente tomando las calles debe imponerse", dijo y agregó: "Escuchando los comentarios de todos los sectores notamos que es el mismo vecino en la calle el que disuade el delito, porque allí donde se ponen más plazas, iluminación, asfalto, es donde el delito disminuye. Porque todas estas mejoras provocan que el ciudadano salga más, se apropie de su barrio".

En este sentido, y haciendo foco en que también es muy importante contar con mayor presencia policial, Adriana mencionó que "los miembros de barrio Centenario nos comentaron cómo desmejoró su situación desde que se desdobló la fuerza de la policía comunitaria. Nos contaban que de un día para otro enviaron parte de los agentes que estaban en su zona al Fonavi (barrio San Jerónimo), lo que debilitó su presencia y reactivó el delito", relató, al tiempo que remarcó que "la confianza del vecino con la policía debería ser vital".

"No puede ser que tengamos miedo hasta de hacer denuncias porque te piden dejar todos sus datos y no se permite el anonimato. Y a veces, como en el caso de drogas, eso intimida y da miedo", afirmó.

Asimismo, la mujer insistió en que el comentario general de los participantes al encuentro estuvo centrado en el "descontento" existente y detalló que en base a los comentarios se enumeraron puntos coincidentes de los temas que les preocupan, los cuales pidió a este medio que se publiquen "para que puedan ser tenidos en cuenta por las autoridades":

  • En todas las vecinales falta participación del vecino ante las convocatorias.
  • Ante el delito consumado hay ausencia de denuncias por temor o por pensar que es una pérdida de tiempo.
  • En algunos barrios desde hace años se registran asentamientos sin que haya respuesta por parte de autoridades, a pesar de numerosas denuncias y peticiones.
  • Todos los sectores cuentan con los denominados "kiosquitos" de droga que funcionan, en general, en casas usurpadas.
  • Falta proximidad policial.
  • Las leyes están desactualizadas.
  • La justicia no está a la altura de las necesidades de los ciudadanos.
  • Las estrategias en seguridad siguen fracasando.
  • Las alarmas comunitarias desalientan el delito solo en los barrios de los vecinos las usan con responsabilidad.
  • Operativos de motos: solo se retiene la moto pero el conductor no se chequea si tiene antecedentes.

Para finalizar, Adriana mencionó que "existe una gran preocupación por trato desigual entre ciudad de Santa Fe respecto de Rosario". "La falta de inacción nos hace pensar que para el estado hay ciudades de primera y otras de segunda", cerró.