Ayer, el intendente José Corral presentó los nuevo carteles nomencladores de calle que el municipio comenzó a instalar en la zona de la costa. En las intersección de Las Macluras y Los Perales; y en Las Macluras y Las Orquídeas ya se pueden observar algunos de los 373 carteles de madera de timbó, que se colocarán desde Colastiné Sur hasta el límite en Callejón Laborié.

"Esto surge del diálogo con los vecinos. Como en todos los barrios de la ciudad, también en los barrios de la costa hemos tenido reuniones para establecer cuáles eran las prioridades respecto de las mejoras que necesita el barrio", señaló el intendente José Corral, y completó: "Así como estamos trabajando en la mejora de las calles de arena con la colocación de geoceldas, ahora estamos incorporando con su perfil característico las nomenclaturas también".

Durante la presentación de la nueva señalética, el mandatario estuvo acompañado por la secretaria General, María Martín, y el secretario de Control, Ramiro Dall'Aglio, así como con vecinos de la zona de Colastiné Norte que se sumaron a la actividad.

Solución nativa

El intendente José Corral valoró el diseño de la nueva señalética que "conserva la idiosincrasia de quienes eligieron vivir aquí, que lo han hecho porque la costa tiene sus particularidades: las calles de arena que queremos mantener, el verde y la naturaleza, que nos parecía que había que tener presente a la hora de elegir cómo hacer esa nomenclatura". En este sentido, detalló que los nuevos indicadores "están hechos de madera, con elementos reflectivos para verlos de noche y de manera que cumpla con todas las normativas viales; pero respetando la estética y la idiosincrasia de esa zona. Creo que hemos logrado una buena solución", sostuvo.

Los nuevos carteles están construidos de madera de timbó, un tipo de madera liviana de muy poca dureza y de alta resistencia; que no es afectada por el sol y la lluvia, y por lo tanto no se pudre ni se abicha. Se suele utilizar en aberturas, mobiliario de exteriores, parqué y carpintería de obra y naval. Cabe señalar que los trabajos cuentan con un presupuesto oficial de $1.865.000 y se completarán en 90 días.

José Corral destacó la importancia de contar "con la nomenclatura de las calles para la vida cotidiana de la zona, porque ayuda a ubicarse a los propios vecinos, a los familiares y amigos que vienen a visitarlos, para los servicios y las cartas. Estamos recorriendo con ellos, que están muy conformes, algunas de las 400 señales que en todo Colastiné Norte y Sur se van a ir colocando, para que definitivamente todas las cuadras tengan su identificación: el nombre de la calle y su altura".