Antes de fin de año, la Administración Provincial de Impuestos ya podría estar atendiendo en su nuevo edificio. "Es lo que aspiramos. Estamos tratando de hacer todo el movimiento en este semestre", dijo una alta fuente del gobierno santafesino.

Por primera vez en su historia, la API desarrollará sus actividades en un inmueble propio en la ciudad de Santa Fe, ubicado en Ituzaingó, entre Güemes y Avellaneda. Tiene siete pisos y un total de 2.300 metros cuadrados de superficie.

Fue diseñado integralmente para funcionamiento de oficinas y se encuentra en condiciones edilicias óptimas. La compra fue efectuada mediante licitación pública por 90 millones de pesos. Cabe recordar que actualmente el organismo funciona en el edificio del Correo que se encuentra en calle 27 de Febrero.

Según indicaron a UNO Santa Fe, en lo que respecta a "infraestructura edilicia" no queda nada por hacer. Sin embargo, destacaron que se trabaja en aspectos vinculados a la "conectividad" de las diferentes secciones con la red provincial de datos.

Por otro lado, indicaron que solo resta definir los lugares que tendrá cada dependencia y la forma en que se van a distribuir los espacios de trabajo, las diferentes áreas y servicios.

La idea del gobierno es que el traslado de la dependencia no genere complicaciones en los contribuyentes, por lo que la mudanza se realizará paulatinamente, garantizando la continuidad en la atención.

El nuevo lugar promete brindar una mejora en el servicio de atención al contribuyente, y en áreas organizativas del organismo, ya que tendrá una mejor distribución de los espacios físicos, un uso más eficiente de los recursos, como asimismo albergará en un mismo lugar dependencias de un servicio público idéntico, que venían funcionando separadas físicamente.

La disponibilidad de este nuevo inmueble permitirá la desocupación del espacio que utilizó la API por 25 años en el edificio del Correo.

El nuevo edificio