Los tiempos serán largos respectos a otros mercados y las intenciones de empezar a armar un plantel con pretensiones seguramente tomarán color más allá de que el foco empieza a centrarse en el Mundial de Rusia.

Una vez terminada la participación de la Copa Argentina se comenzaron a evaluar las alternativas en cuanto a renovaciones, independientemente que la premisa es llegar a un acuerdo para plasmar la continuidad de Leonardo Madelón.

De la columna vertebral que tuvo el plantel rojiblanco, hay 6 jugadores que deberán sentarse a arreglar sus respectivas situaciones. Es verdad que cada caso es diferente, aunque en su mayoría fueron futbolistas que rindieron y todo hace suponer que podrían continuar en Santa Fe.

LEER MÁS: Vinculan a Soldano con un gigante de Brasil

El caso más emblemático es el del capitán Nereo Fernández. Se sabe que es un referente en la historia del club y a pesar de sus 39 años, en líneas generales su nivel estuvo acorde a las circunstancias para llevar al equipo Tatengue al plano internacional.

En defensa, hay tres jugadores que terminan sus vínculos y al menos dos de ellos fueron piezas casi que insustituibles, a excepción de lesiones, expulsiones y/o suspensiones.

El gran acierto tal vez, considerando que venía del ascenso, fue Yeimar Gómez Andrade. El colombiano se fue ganando no solamente un lugar en el equipo titular de Unión, sino que al cabo de la edición 2017/18 de la Superliga sus actuaciones lo pusieron entre los mejores zagueros del certamen. Si bien Unión tiene potestad para hacer uso de la opción, indudablemente el incremento por rendimiento mostrado en sus pretensiones será analizado con la dirigencia para acordar su continuidad.

Se sabe que Damián Martínez no pudo completar por lesión la temporada, pero de la mano con la continuidad de Madelón seguramente uno de los jugadores a intentar retener es al ex-lateral de Independiente.

El lateral Luciano Balbi tuvo su oportunidad en la parte final y se acomodó con el correr de los partidos. Debió suplantar a Bruno Pittón, un titular indiscutido, y su contrato vence el mes entrante, aunque lo tiene en su poder. Pues entonces en caso de prosperar las negociaciones es punto a favor para allanar el camino si la intención es darle continuidad en el plantel.

LEER MÁS: Unión sueña con los goles de Kike Triverio

En la mitad de la cancha ya no tiene Unión posibilidad de realizar más préstamos por Nelson Acevedo, con lo cual esa opción del pase que pertenece a Racing se debe negociar. También es uno de los representados por Cristian Bragarnik, hombre con ascendencia en el plantel y también encargado de manejar los destinos del actual estratega.

El último caso a resolver, tal vez el más complicado, es la negociación para retener a Lucas Gamba, uno de los delanteros más importantes de la Superliga. En en inicio del mercado el club más interesado con interés concreto es Independiente.

En su oportunidad lo admitió el propio Spahn que las conversaciones siempre fueron buenas con su represante, pero el propio mendocino es consciente que a su edad puede presentarse un escenario superador y muy cerca de los 31 años, tal vez priorice un mejor contrato, más allá del acuerdo económico. Gamba siempre se mostró a gusto desde su llegada y seguramente con el correr de los días se empezará a develar realmente si jugó contra Independiente su último partido.