La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) sancionó a Gremio de Brasil con una multa de 112.000 dólares por enviar un video a los patrocinadores de la Copa Libertadores con supuestos errores arbitrales en el partido de ida de la final ante Lanús, lo que consideró como una actitud antideportiva.

Al analizar la situación, la Unidad Disciplinaria de Conmebol consideró que Gremio violó normas de conducta deportiva: el envío del video, realizado antes del partido de vuelta, habría intentado levantar sospechas sobre el arbitraje del chileno Julio Bascuñán para prevenir situaciones similares en la revancha.

Los directivos de Gremio argumentaron como defensa que el reglamento "no se respetó", porque el argentino Héctor Baldassi integró la comisión de árbitros en la revancha, lo que está vedado por pertenecer a uno de los países finalistas.

Gremio derrotó a Lanús 1-0, en el primer partido de ida que se disputó en Porto Alegre y volvió a vencer en ''La Fortaleza'' al equipo argentino por 2-1, lo que le permitió coronarse Campeón de la Copa Libertadores 2017. El equipo brasileño tendrá una semana de plazo para presentar un recurso ante la Conmebol, con el objeto de que revea la decisión