Según el último informe del Centro de Estudios y Servicios de la Bolsa de Comercio de Santa Fe (ICASFe) la economía de la provincia de Santa Fe creció en octubre de 2017, el 0,1% respecto del mes anterior. En tanto, la tasa interanual (octubre de 2017 versus octubre de 2016) fue de 2,6%, con una variación acumulada hasta el décimo mes del año pasado inclusive, del 1,6%.

De acuerdo al ICASFe, "con estos resultados el nivel de actividad consigue ubicarse un 2,6% por sobre el parámetro registrado en octubre de 2016, y 0,4 puntos porcentuales arriba del pico histórico datado dos años atrás".

En el análisis área por área, las series que registraron crecimiento fueron las siguientes: molienda de oleaginosa, 2,6%; faena de ganado bovino y porcino, 2,4%; patentamiento de nuevos vehículos, 1,7%; producción láctea, 1,1%; remuneraciones reales, 0,9%; consumo de cemento, 0,3%; puestos de trabajo, 0,2%, en tanto que no tuvo variación el uso de gas industrial.

Los sectores con variaciones negativas fueron éstas: recursos tributarios, -0,0%; hidrocarburos para la agroindustria y el transporte, -0,3%; energía eléctrica industrial, -0,7%; demanda laboral, -1,1%; ventas en supermercados, -1,8% y ventas de maquinarias agrícolas, -6,0%. Cabe mencionar, especialmente, que a pesar del número negativo en ventas de maquinarias agrícolas que arrojó octubre, este sector tuvo un crecimiento interanual del 39,3%.

En ese sentido, el Centro de Estudios y Servicios de la Bolsa de Comercio señala a modo de conclusión del informe que "con quince meses consecutivos de expansión, la dinámica de crecimiento de la economía santafesina se consolida sobre el final de 2017, y el nivel de actividad avanza por sobre el máximo punto registrado en octubre de 2015".

A su vez, el estudio indica que las expectativas para los próximos meses se mantienen favorables, "lo que intensificaría el alza parcial que señala ICASFE en el transcurso de los primeros diez meses de 2017 (1,6%)."

Respecto de 2018, el CES opina que las mayores preocupaciones siguen estando puestas en el plano macroeconómico nacional.

"La inflación se ha moderado pero aún resta darle una solución definitiva. En este sentido, las cuestiones de fondo siguen siendo el déficit fiscal y un resultado más equilibrado en materia de comercio externo que den sostenibilidad al creciente endeudamiento público", subraya.