El programa "Formación para Directores" se implementa en la provincia de Santa Fe desde 2016 en alianza entre la provincia y la Fundación Banco Santa Fe y ya capacitó en Buenos Aires a más de 174 directores y supervisores a través de los cuales se ha impactado en la calidad educativa de más de 280 mil alumnos santafesinos, 45 mil docentes y 860 escuelas, incluyendo esta tercera edición.

El acto de formalización, realizado en la escuela N° 1 "Domingo Faustino Sarmiento" de la ciudad de Santa Fe, contó también con la presencia de la ministra de Educación de la provincia, Claudia Balagué.

En el mismo acto, el gobierno de la provincia de Santa Fe, a través del Ministerio de Educación, y la Fundación Banco Santa Fe, formalizaron y firmaron el convenio de colaboración del programa "Portal de Gestión Educativa".

Se trata de una herramienta tecnológica que tiene como propósito informatizar la gestión escolar con fines estadísticos, pedagógicos y administrativos, permitiendo llegar a cada uno de los actores del sistema en forma personalizada, transparentando la información, haciendo más eficientes los procesos de gestión del sistema educativo y modernizando la accesibilidad.

De la actividad también participaron el secretario de Educación, Oscar Di Paolo; la directora de Educación Secundaria, Cristina Farioli; el director de Tecnología Educativa, Fernando Fontanarrosa; el director del Banco Santa Fe, Raúl Catapano; la coordinadora general de Fundaciones Grupo Petersen, María Cecilia Hancevic; y la vicepresidenta de la Fundación Banco Santa Fe, Elena Mazzola, entre otros.

En esta tercera edición, la instancia de capacitación presencial del programa se desarrolla en Buenos Aires en la Escuela de Educación de la Universidad de San Andrés y en la Asociación ORT Argentina, donde los directivos santafesinos trabajan en gestión institucional mediada por tecnologías, completando el programa con instancias de capacitación virtual y ateneos presenciales.

El Programa contará con acreditación de pos-título y tiene como objetivos mejorar la calidad de los aprendizajes, incluir la tecnología en la enseñanza, fomentar la innovación tecnológica y fortalecer la educación técnica científica.