La periodista argentina especializada en género Luciana Peker, quien desde 1998 forma parte del equipo del suplemento semanal Las 12 del periódico nacional argentino Página/12 y es autora de los libros "La revolución de las mujeres no era una píldora" y "Putita golosa. Por un feminismo del goce", hace unos días pasó por la capital provincial para participar de la conferencia Tomar la Palabra, en el marco del ciclo Santa Fe Debate Ideas.

En su exposición hizo hincapié en el debate de la legalización del aborto que está a poco de lograr una definición en la Cámara de Senadores. Pero también se refirió al lenguaje inclusivo, al rol de las mujeres en los medios y otros temas que se asocian a la denominada "ola verde".

"Esta es la Revolución de las Hijas, como lo nombramos en la Cámara de Diputados y lo deben entender los senadores. Porque este cambio que hoy se está dando en la sociedad está encarado mayormente por las adolescentes de 18 años, en promedio, que quieren tener derecho a disfrutar del sexo sin tener miedo a morirse", afirmó.

Y al referirse al debate específicamente dijo: "Dimos un ejemplo democrático como no hubo en los últimos tiempos en Argentina. Pasaron 700 expositores de un lado y del otro en la Cámara de Diputados y también en el Senado".

En ese sentido, acusó a "ciertos sectores conservadores y religiosos de ejercer presiones que pretenden romper con este camino logrado".


"El próximo 8 de agosto se producirá un enfrentamiento entre senadores que están extorsionados, amenazados o intimidados en las provincias y jóvenes que serán dos millones en las calles. Entonces la democracia tendrá que decidir si da lugar a una democracia participativa o si deja que un lobby conservador mande en la Argentina", aseguró.

Y en esa línea mencionó estar segura de que saldrá la ley (de interrupción legal del embarazo), asegurando que "es lo que pide la sociedad".

"Lo discutimos con fundamentos científicos y válidos, porque lo pide Latinoamérica y el mundo, justamente porque Argentina fue faro en leyes de igualdad de género, de matrimonio igualitario, identidad de género y en violencia de género", mencionó, al tiempo que puntualizó en que "solamente una democracia que decida retroceder a la Edad Media puede no aprobar la ley de aborto legal, seguro y gratuito".

Por su parte, al hacer alusión en la incursión del lenguaje inclusivo, la reconocida periodista le bajó el tono a la resistencia social que existe mencionando haber visto lo mismo con la imposición de la palabra femicidio.

"Cuando en los diarios las periodistas empezamos a usar este término pasó lo mismo. Argentina es pionera por dejar de denominar a estos crímenes pasionales, sacando la idea de naturalización del "lo hizo por amor" cuando comenzamos a nombrarlos como lo que son: el asesinato de las mujeres", dijo y completó: "Esta resistencia existe porque siempre aparece frente al avance de las mujeres, las trans y lesbianas, pero estoy segura de que pronto se va a vencer para una vida más democrática".

Por último, Peker contextualizó la denominada "ola verde" diciendo que considera a la misma como "la Revolución de las Hijas". "Así la nombramos en la Cámara de Diputados y lo deben entender los senadores", mencionó y cerró: "Este cambio está encarado por muchas mujeres, pero mayormente por las adolescentes de 18 años que quieren tener derecho a disfrutar del sexo sin tener miedo a morirse".