El ministro de Obras Públicas de la provincia, Pedro Morini, recorrió este jueves las obras de remodelación de la plaza 25 de Mayo de la ciudad de Santa Fe y supervisó la colocación de los mástiles en los que prontamente flamearán las banderas de Argentina y Santa Fe, en el casco histórico de ciudad.

En cuanto a los plazo de la obra que se realiza en la plaza cívica, Morini afirmo que "estamos bien con los tiempos" y recordó que "el pedido del gobernador Miguel Lifschitz era inaugurar la plaza el 25 de Mayo. Vamos a tener todo terminado para el 25 de Mayo".

El ministro señaló que "los mástiles miden 42 metros de altura, desde la base hasta el pararrayos, y pesan casi cuatro mil kilos. Tendrán las dos banderas de Santa Fe y Argentina, que son de más de cien metros cuadros. La idea es fijar un horario para izarla y otro para bajarla".

También indicó que los mástiles tienen un metro de diámetro abajo y 40 centímetros en la cima: "Están hechos para que puedan aguantar el flameo de una bandera de cien metros cuadrados".

"Nos enorgullece también que sea todo mano de obra de Santa Fe: los mástiles se construyeron en Esperanza, en la empresa Sica", mencionó. En ese sentido, Morini explicó que "hay un cable que va al generador, que se encuentra en Casa de Gobierno y tiene un sistema de control remoto para poder subir y bajar la bandera, aun con corte de luz podrá izarse".

La obra

Las tareas de recuperación de la plaza 25 de Mayo contemplan la modificación de la fisonomía actual del espacio y su entorno en favor de los peatones. Para ello se decidió, entre otros cambios, ampliar los espacios verdes dentro de la plaza, eliminar los estacionamientos perimetrales y limitar la circulación vehicular en las calles que la rodean.

Esta obra de rescate y recuperación histórica da prioridad a lo medioambiental, porque se recuperan espacios verdes y forestación, y al peatón, porque hay una clara prevalencia del uso peatonal por sobre el vehicular.

Además, los trabajos incluyen la iluminación ornamental que destacará el entorno y contempla las obras de infraestructura como desagües pluviales con sus correspondientes retardadores, canalizaciones eléctricas subterráneas y nuevos tableros de alumbrado público.