Santa Fe
Jueves 05 de Abril de 2018

La Provincia quiere que la policía pueda tener su retiro voluntario en solo un mes

Ese trámite, hasta la actualidad, tardaba años. Este jueves se publicó en el Boletín Oficial la resolución Nº 0598 que cambia el procedimiento. Ahora el personal policial deberá ingresar el trámite por mesa de entrada en el Ministerio de Seguridad y se eliminan pasos burocráticos.

El gobierno provincial publicó este jueves en el Boletín Oficial la resolución Nº 0598 que busca agilizar el procedimiento del retiro voluntario del personal policial. El objetivo es desburocratizar un trámite que hasta este momento podía durar años, según indicó a UNO Santa Fe la directora provincial de Gestión de la Carrera y Bienestar Policial, Julia Tonero. La funcionaria del Ministerio de Seguridad estimó que, si todo sale bien, con el nuevo procedimiento el personal policial podría obtener su retiro voluntario en tan solo un mes.

El trabajo se inició el año pasado con un diagnóstico sobre los procesos de los retiros voluntarios en trámite. "Veíamos que había mucho personal policial que quería retirarse y tardaban muchísimo tiempo, años, para obtener el retiro voluntario e iniciar los trámites jubilatorios. A partir de ahí empezamos a trabajar con la Jefatura de Policía de la provincia para modificar el procedimiento y obtener la resolución de retiro, que la firma el ministro Maximiliano Pullaro, en el menor tiempo posible y cumpliendo todos los pasos que fija la ley de retiro. Lo que hacemos es evitar todos los pasos que advertimos que eran superfluos", aseguró Tonero.

El nuevo procedimiento fue elaborado entre el Ministerio de Seguridad, la Jefatura de Policía y el Departamento D-1. Por la reciente implementación del nuevo sistema ahora se ingresará en una etapa de experimentación donde se evaluará cuáles son los tiempos a partir de los ingresos de las primeras solicitudes que ingresen. Pero la funcionaria estimó que "en un mes se puede obtener la resolución de retiro" y aclaró que eso incluye desde el inicio del trámite hasta que el ministro acepta el retiro. A partir de ese momento el personal queda en condiciones de empezar los trámites jubilatorios, pero esa es otra etapa.

—¿Por qué antes se tardaba años para conseguir el retiro y ahora se podrá obtener en un mes?
—Eso pasaba en algunos casos, pero el trámite daba vueltas muy grandes pasando por las unidades regionales, intervenían muchas oficinas y eso demoraba todo. Ahora el procedimiento se concentra en Santa Fe o en Rosario donde el Ministerio de Seguridad tiene una mesa de entrada, independientemente de dónde preste servicio el personal.

—¿Eso significa que un agente que presta servicio en Reconquista, Vera o cualquier otra localidad de la provincia tiene que viajar hasta Santa Fe o Rosario para iniciar el trámite?
—No necesariamente, porque el trámite no es personal. Lo que tiene que hacer es mandar firmados los formularios que establecimos con la intervención de la división personal que ellos dependen, la unidad regional o de la dependencia donde presten servicio. Pero eso lo pueden hacer ellos o mandar a alguien o mandando los formularios por correo a la mesa de entrada del Ministerio en Santa Fe o Rosario.

Hasta el momento es muy difícil determinar cuántos pedidos de retiros voluntarios hay pendientes en la actualidad porque con el viejo sistema la solicitud ingresaba por la policía y en el ministerio se tomaba conocimiento una vez que la Jefatura elevaba el pedido. "Uno de los objetivos de esta medida es tomar conocimiento en el mismo momento que el personal pida el retiro porque al ingresar por mesa de entrada nosotros sabemos que se inició el pedido de retiro voluntario", sostuvo la funcionaria.

Al ser consultada sobre qué pasará con los pedidos de retiro voluntario que se iniciaron antes de la aplicación de la resolución Nº 0598 y que aún están en trámite, Tonero respondió: "En la misma resolución se estableció un plazo de 10 días para todas las unidades regionales y todas las dependencias para iniciar o para traer todos los trámites en el estado en que se encuentren e ingresarlos por mesa de entrada de manera que podamos readecuar el trámite al nuevo procedimiento".

Tonero descartó que la agilización del sistema de retiros voluntarios genere problemas para la prestación del servicio por falta de personal en cualquier localidad de la provincia. "Es personal que voluntariamente quiere retirarse y la evaluación que hicimos nos indica que el número de retiros se compensa con los ingresos. Este año vamos a tener un ingreso de 700 personas, que compensan perfectamente el número de bajas. Es un flujo normal de retiro", aseguró.

En tanto, ante la pregunta sobre qué establece el procedimiento para los agentes que tienen iniciado un sumario y quieren retirarse, la directora provincial de Gestión de la Carrera y Bienestar Policial, explicó: "Uno de los pasos que se sigue de forma obligatoria ante cada retiro voluntario u obligatorio, es hacer un pedido a la división de Asuntos Internos para que informe si el agente que solicita el retiro tiene o no alguna causa administrativa o penal en trámite. Esto no frena el retiro, no obstante se deja constancia de esa situación en la misma resolución de retiro, de que el personal tiene una causa y se la identifica. Y si esa causa, a posteriori, deviene en una destitución, se cambia la causal de retiro dejando de ser un retiro voluntario para ser una destitución. Eso termina afectando los haberes que va a percibir como jubilado".

Los requisitos para el retiro voluntario
Tal como lo establece la ley de retiro de la policía, el personal que quiere acceder a ese derecho debe acreditar que tiene 25 años de servicio, algo que se hace con una nota de la división personal a la que responde el agente; dejar constancia de la cantidad de días que le adeuda el Estado de licencia anual ordinaria; y hacer una declaración jurada para saber si prestó servicio en algún otro organismo, que le sirve para computar los años para jubilarse. Luego de que el jefe de policía toma conocimiento de eso y acepta, lo eleva al ministro que debe hacer lo propio, aunque de forma previa se pide el informe a Asuntos Internos para saber si hay alguna causa en trámite, de lo que quedará constancia en el trámite.

Por último, Tonero adelantó que ahora el Ministerio de Seguridad comenzará a trabajar en una resolución conjunta con la Caja de Jubilaciones para estandarizar un procedimiento que haga que ese trámite también sea mucho más breve y que permita que el personal que quiera jubilarse pueda obtener su haber jubilatorio en el menor lapso posible. "Esa es una medida de bienestar policial. El principal perjudicado con la burocratización es el propio personal policial", concluyó.