La casa de Sor Josefa Díaz y Crucellas, desde la cual la artista retrató con su pincel y arte la Santa Fe portuaria de mitad del siglo XIX, finalmente volvió a manos de la Provincia.

"Estamos cerrando un círculo que tiene 20 años", señaló el secretario de Producciones, Industrias y Espacios Culturales, Pedro Cantini, quien fue el encargado de abrir nuevamente las puertas del abandonado inmueble de la esquina de La Rioja y San Luis.

De esta manera se oficializó la toma de posesión al haberse cumplido ayer el preaviso previsto en el convenio firmado oportunamente con la Municipalidad de Santa Fe, que fuera revocado por el gobierno provincial ante el manifiesto estado de abandono del mismo.

"Según nos informan los técnicos, la casa en su parte antigua está al borde del colapso", señaló el funcionario tras la recorrida que realizaron en la casona de la emblemática esquina junto a especialistas del Ministerio de Obras Públicas.

Una casa con historia y arte

La casona data de 1850 y conjuga valor histórico y patrimonial. "Sor Josefa vivió acá, gran parte de su obra la desarrolló en esta casa cuando la ciudad de Santa Fe era muy distinta a la actual. Esta casa representa una Santa Fe, que no es ni la colonial, ni tampoco la posterior al boom agroexportador de las grandes mansiones de la alta burguesía local; sino que es una casa humilde, un ejemplo que los especialistas dicen que es casi único de la arquitectura doméstica de la ciudad en la época del primer puerto, pero ya de la Santa Fe de los ferrocarriles, de la exportación del trigo, del comercio, de los artesanos, de la inmigración", recordó Cantini.

Años de abandono, entre idas y vueltas

En 1998 la casa de Sor Josefa fue declarada Monumento Histórico Provincial y en 2006, por Ley N° 12.639, la Provincia inició su la expropiación. Recién en 2009 se concretó la toma de posesión y una vez en manos del Estado, se firmó con la Municipalidad de la ciudad un convenio de cesión de uso del inmueble. En 2010 se decidió iniciar el proceso de licitación para la restauración y refuncionalización de la emblemática casa y en 2014 se conocían las ofertas para su recuperación. Pero nunca se iniciaron las obras. "Lamentablemente durante estos 10 años tampoco pasó nada", destacó el secretario de Producciones, Industrias y Espacios Culturales.

Asimismo explicó: "Fue a instancias del concejal Emilio Jatón que pidió la intervención del Ministerio de Innovación y Cultura, que es autoridad de aplicación del convenio que teníamos con la Municipalidad y que expiró ayer, se instó a dejar sin efecto el comodato porque el principal objetivo que era "mantener en perfecto estado de uso y conservación" la casa, claramente no se ha cumplido y no hay ni una razón para pensar que se iba a cumplir en lo inmediato", señaló.

Por su parte el edil, quien también estuvo presente en la recorrida, reparó en las señales de abandono que muestra el lugar. "Parece una contradicción, el Museo de Artes Visuales de la Municipalidad se llama Sor Josefa y la misma Municipalidad no cuidaba la casa de Sor Josefa. Pero además de eso, durante mucho tiempo hubo desidia, se caía a pedazos. En los últimos tiempos sacaron la basura y pintaron las paredes blancas. Es casi una falta de respeto a la historia, al lugar, a Sor Josefa", enfatizó.

Proyectan un espacio público

En cuanto a la inmediata intervención en el edificio histórico, Cantini dijo que "ahora la prioridad que nos ocupa es evitar que esta casa colapse".

Buscarán entonces, en un principio, detener el deterioro para luego avanzar en un proyecto de restauración y puesta en valor en beneficio de los vecinos de la ciudad. "Tenemos mucho tiempo para pensar el uso público futuro, pero lo que es seguro es que no va a ser una concesión, ni un bar, no va a ser un emprendimiento privado, de ningún tipo. Va a ser un espacio público que veremos después cómo se gestiona y qué programa se le da", adelantó.

¿Cuál es el estado actual del inmueble?

El director provincial de Arquitectura e Ingeniería (Dipai), Gonzalo García, confirmó que el inmueble se encuentra "muy comprometido". "Ocularmente no podemos decir si se cae o no, pero sabemos que debemos tomar las precauciones debidas", aclaró.

De esta manera indicó que "el sector más deteriorado es el que se encuentra sobre calle San Luis". Explicó que en esa nave "las vigas y tirantes están muy pandeados", con lo cual los primeros trabajos que comenzaron en el día de hoy están destinados a "apuntalar el área inmediatamente para estabilizar estructuralmente al edificio".

En cuanto al futuro proyecto de restauración dijo que estos primeros trabajos van a permitir "acondicionarlo" para luego poder tomar "las decisiones en cuanto a los elementos que se puede dejar o no como registro". Consultado sobre los tiempos, estimó dos o tres meses para la realización del proyecto de puesta en valor, que luego seguirá su curso en las áreas técnicas para más adelante iniciar un pliego licitatorio.