La Red de Entidades Vecinalistas por la Seguridad se conformó hace tres meses con el objetivo de abordar medidas tendientes a abordar la inseguridad. Esta agrupación se reúne cada dos meses para analizar los pasos dados y realizar un balance de las actividades.

El pasado jueves se llevó a cabo un nuevo encuentro, en la sede de la vecinal Fomento 9 de Julio, del cual participó un importante número de referentes vecinales.

"Dentro de la formación de la red decidimos que cada dos meses íbamos a hacer una evaluación y balance sobre las distintas tratativas que estamos haciendo y de charlas que se mantienen con las autoridades del Ministerio de Seguridad, la Municipalidad y las fuerzas federales", explicó Susana Spizamiglio, presidenta de la vecinal Fomento 9 de Julio.

Desde su conformación, el pasado 19 de abril, la red contaba con solo 16 vecinales, hoy ese número se duplicó y son más de 30.

La inseguridad que aqueja a los barrios fue la problemática que unió a los vecinalistas. En esa línea Spizamiglio no dudó en calificar la inseguridad como una temática dolorosa y que esta atravesada por distintas situaciones socioeconómicas, culturales y educativas. "Tenemos que estar atando las consecuencias de una ciudad que creció progresivamente con una policía que fue constituida para 100 mil personas y hoy somos medio millón, evidentemente hay que cambiar de estrategias y de tácticas y lo que se estaba realizando es insuficiente y sigue siéndolo hasta el momento por más que haya habido algunos cambios favorables".

Tras la reunión que mantuvieron las entidades que conforman la red llegaron a la conclusión de que a pesar de los pedidos que se vienen realizando a las autoridades, en algunos distritos las situaciones no cambian. "Deben tomar intervención otras áreas del gobierno, por ejemplo con las casas usurpadas sea en la zona norte de Aristóbulo, hay que tratar el tema de migraciones y asentamientos ilegales o de migraciones que se van corriendo de un sector a otro de delincuentes que luego salen a hacer tropelías en las zonas como por ejemplo en Las Delicias o en Nueva Santa Fe", relató Spizamiglio.

Otra de las preocupaciones de los integrantes de la red nace de las mismas denuncias que realizaron y las cuales provocaron la reacción de algunos violentos. Hasta el momento de la entrevista Spizamiglio confirmó que dos presidentes vecinales había sido atacados, por un lado la presidenta de la vecinal del barrio Las Delicias y por otro el representante de la entidad de barrio Schneider.

"Hasta ahora tenemos datos de dos que sufrieron amenazas y le hemos pedido al coordinador que tomen cartas en el asunto, de lo contrario todo lo que se avanza se retrocede ante focos que evidentemente no quieren que nosotros hablemos", sostuvo Spizamiglio.

En el primer caso se había denunciado la venta de drogas en una zona del distrito, el segundo fue atacado tras dar a conocer las usurpaciones de viviendas.

Es por esto que desde la red solicitaron al coordinador de Seguridad, dependiente del Ministerio de Seguridad, que se tomen las precauciones correspondientes.

"Se tendría que revisar en qué otros barrios se están planteando situaciones de conflicto y que están trasgrediendo la ley", agregó la consultada.

Una de las acciones que tomarán a partir de la reunión del último jueves es la convocatoria a funcionarios provinciales, municipales así como también a representantes de la Justicia y de las fuerzas de seguridad con los cuales buscarán analizar los pasos a seguir para abordar el flagelo de la inseguridad.