Santa Fe
Domingo 11 de Marzo de 2018

"La reelección no puede ser un impedimento para reformar la Constitución"

Así lo expresó el exsenador por La Capital y actual concejal, Emilio Jatón. "Yo creo que hay que reformarla y hay que poner las necesidades de la sociedad en la Carta Magna provincial", aunque evitó ponerle fecha al debate.

El exsenador por La Capital y actual concejal de la ciudad de Santa Fe, Emilio Jatón, aseguró que es necesario reformar la Constitución provincial, aunque evitó pronunciarse sobre cuál es el momento ideal para hacerlo.

"Eso lo tiene que definir el gobernador", afirmó el edil del Frente Progresista ante la consulta de UNO Santa Fe y apuntó contra quienes se agarran de la reelección del gobernador para decir que no hay que reformar la Carta Magna. Además dijo no estar de acuerdo con la unicameralidad legislativa, aunque pidió que se discuta el tema.

—¿Se debe reformar la Constitución?

—Yo separaría la necesidad de la reforma de la Constitución y, después, el momento de hacerlo. La última reforma fue en el año 62, donde el mundo, la sociedad, la provincia y la ciudad eran distintos. Si hay algo que tiene que estar adaptada a la realidad de hoy es la Constitución. En esta ciudad se reformó la Constitución Nacional en el 94 y ya quedamos muy lejos de esa constitución en aspectos centrales que no tienen que ver sólo con la política sino con la vida ciudadana. En esta ciudad el derecho consuetudinario pudo salvar algunas diferencias, pero si el día de mañana esas costumbres hacen que todo cambie desaparece el defensor del Pueblo, desaparece el Consejo de la Magistratura, desaparecen los derechos del consumidor porque la provincia no adhirió a la Ley 24.240. Hoy todo eso hay que discutirlo más allá de la política porque todo eso impacta en la vida de la gente. La Constitución nacional habla de la autonomía de los municipios, eso es una obligación y con nuestra constitución provincial nosotros estamos violando la Constitución nacional porque no contemplamos la autonomía municipal. Eso es necesario discutirlo. Si es ahora o después, esa es otra discusión.

—¿Pero usted cuándo cree que es el momento de dar esa discusión?

—La reforma de la Constitución y la discusión hay que darla siempre.

—¿Pero cuándo esa discusión debe llegar a la Legislatura?

—Cuando lo determine el gobernador, que es quien debe presentar el proyecto de necesidad de reforma.

—¿Este año le parece propicio para que la Legislatura habilite la discusión de reformar la constitución?

—Me parece que es necesario reformar algunas cosas y el momento no lo determina la política, lo determinan las necesidades. Si me dicen que este año la reforma puede acarrear gastos superfluos, bueno hagámosla cuando no nos genere esos gastos al erario público.

—¿Entonces usted propone que la elección de los constituyentes se haga en un año electoral para evitar costos extras?

—Yo no hago evaluaciones económicas, eso lo hace el Poder Ejecutivo. El Ejecutivo tiene que evaluar cuál es el momento preciso para mandar el proyecto a la Legislatura evaluando todo eso. Yo no estoy en condiciones de decir cuándo es el momento porque hay que hacer muchas evaluaciones. Pero yo creo que hay que reformarla y hay que poner las necesidades de una sociedad en la Carta Magna provincial.

—Uno de los puntos que aparece como excusa en algunos dirigentes políticos para no reformar la constitución es la reelección del actual gobernador. ¿Cuál es su mirada al respecto?

—Creo que es eso, una excusa para no reformar la Constitución. El propio gobernador dijo que si se tiene que autoexcluir de una reelección lo hace. Entonces está zanjada la diferencia. Algunos lo ponen como excusa pero eso forma parte de los impedimentos políticos que ponen algunos. Creo que eso no tiene que estar en el centro de la discusión pero, además, eso lo tiene que determinar la propia asamblea constituyente. Si elaboran un núcleo de coincidencias básicas, son ellos los que van a determinar los temas a tratar. Pero primero está la necesidad de reforma que tiene que salir por ley; después, tiene que haber una asamblea constituyente elegida por el pueblo y luego esa asamblea va a hacer un núcleo de coincidencias básicas. Si esa asamblea decide que la reelección no tiene que estar en discusión, me parece bien. Pero lo que me parece mal es que se ponga como impedimento para la reforma el tema de la reelección.

Municipios, comunas y jueces

—¿Cómo deben estar representados los municipios y comunas en la discusión sobre los temas a incluir en una posible reforma?

—La representación la va a dar la asamblea constituyente por voto directo. El tema de la autonomía municipal ya fue discutido en los foros de la misma federación de trabajadores municipales y en los encuentros de intendentes y no hay demasiada diferencia. Los municipios tienen que tener autonomía y a partir de allí pueden generar sus propias constituciones municipales. El tema ya fue discutido en Santa Fe y ya hay una posición tomada. Después veremos qué pasa en una constituyente, cómo se analizan los derechos, cómo se da esa autonomía. Pero el tema ya fue discutido y hay muchas voces a favor de la autonomía.

—Uno de los temas que se está poniendo sobre la mesa es la reelección de los cargos electivos. ¿Usted cree que también hay que avanzar en reformas para que la Constitución ponga plazos a los cargos de los jueces y otros funcionarios del Poder Judicial?

—El tema de los jueces no está incluido porque pueden ser removidos por un juicio político. Los jueces pueden ser medidos por su funcionamiento. Eso no pasa con los jueces de la Corte Suprema.

—¿Pero los jueces deberían tener un cargo por un determinado plazo de tiempo o no?

—Creo que tienen que tener un plazo los cargos electivos, como los senadores, los diputados. Esos cargos no pueden ser de por vida, pero lo de los miembros de la Corte es diferente. Sí los miembros del Poder Legislativo tienen que tener períodos y que la Constitución los establezca.

Aspectos centrales

—Usted ya punteó algunos aspectos que deben tenerse en cuenta en caso de que haya una reforma, ¿cuáles son los centrales?

—Hay muchos temas como el nuevo sistema de Justicia penal, constitucionalizar el Consejo de la Magistratura y que hoy está por decreto; sumar los derechos del consumidor, incorporar medidas referentes al medioambiente, mecanismos de participación ciudadana, plebiscito, referéndum, revocación de mandatos; poner en la Constitución los tratados internacionales; extender el mandato de los presidentes comunales que hoy asumen y en el primer año tienen que conocer lo que están haciendo y en el segundo año ya están en campaña. También tenemos que debatir el tema de la bicameralidad o no, algo que en Córdoba se hizo y que no funcionó pero que en esta provincia jamás se discutió.

—¿Usted está a favor de la unicameralidad?

—No, habría que ver qué es lo que pasó con aquellos que lo intentaron. Yo no estoy de acuerdo, pero hay que debatirlo. Hay un dato que no es menor: la Legislatura empieza a sesionar el 1 de mayo, son cuatro meses donde hacen tareas legislativas. El sistema de distribución de las bancas de la Cámara de Diputados donde el que gana se lleva la mayoría también es algo a discutir. Hay muchos temas para debatir que no están plasmados en la discusión política y sí pueden plasmarse en una reforma constitucional.