Si bien todavía resta un partido para cerrar su participación en la primera parte de la Superliga, que será ante Talleres el próximo domingo, el gran tema que devela a todos en Colón gira en torno a la continuidad de Eduardo Domínguez.

Es que el entrenador sabalero firmó un contrato por un año, con opción de renovar por seis meses, en una cláusula que solo podía ejecutar el club. Sin embargo, como lo manifestó el mismo Domínguez, a pesar que el deseo de ambas partes es el de continuar el punto en cuestión está en que el DT pretende que se firme un nuevo vínculo con otras condiciones.

Esto tiene que ver con el tiempo que duraría el nuevo acuerdo y el monto a percibir, ya que cuando llegó a Santa Fe el exentrenador de Huracán acordó por una cifra considerablemente menor a la que perciben sus colegas en Primera División. Lo que se le habría ofrecido sería un 25% de aumento, cifra que no convence bajo ningún punto de vista a la parte que lo representa.

LEER MÁS ►► Germán Conti vuelve a aparecer en el radar millonario

A la par de esta negociación figuran algunas propuestas que tiene el entrenador para seguir su carrera en otra institución. Su nombre en un momento figuró por el lado de River, cuando Marcelo Gallardo no había manifestado todavía su deseo de quedarse. También se mencionó por Independiente cuando parecía que Ariel Holan aceptaría una oferta del Santos Laguna. En tanto que ahora también se lo vincula con Vélez, entidad que lo tuvo como jugador y que cambió de presidente, y también con Racing tras el alejamiento de Diego Cocca.

Por este motivo, y porque hay varios indicios de que Domínguez tendría pensando alejarse de Santa Fe, como fue el hecho de no haberle renovado las matrículas a sus hijos en el colegio donde concurrían en Santa Fe. Mientras que tampoco hubo una planificación minuciosa de la pretemporada, que ya está anunciada que se realizará en la ciudad.

Los dirigentes, como corresponde, comenzaron por lo bajo a evaluar otras alternativas en caso que Domínguez finalmente no termine acordando su continuidad en el club y tienen que ver con entrenadores que en otros momentos donde el equipo se había quedado sin DT figuran en carpeta.

LEER MÁS ►► Se cumplen tres años de un día histórico para Colón

El primero de ellos es el de Néstor Raúl Gorosito, quien viene de dirigir a San Martín de San Juan con muy buen suceso. El nombre de Pipo ya había sido evaluado en el momento en que Paolo Montero dejó plantado a Colón para dirigir a Rosario Central. El exjugador de San Lorenzo y la Selección Argentino tiene una vasta trayectoria como DT: Nueva Chicago, San Lorenzo, Lanús, Rosario Central, Argentinos, River Xerez de España, Tigre, Almería y el Santo sanjuanino.

En tanto, otro de los entrenadores que son del gusto de los dirigentes es Sebastián Méndez, quien arrancó en San Lorenzo, luego pasó por Banfield, Atlanta, Platense, Gimnasia de Jujuy y su último trabajo fue en Belgrano de Córdoba. En el Tomba mendocino fue su mejor etapa, ya que cosechó el 54.9% de los puntos en disputa (17 victorias en 34 encuentros).

Mientras que en la nómina también aparece Omar De Felippe, quien viene de trabajar en Vélez, donde renunció luego de la derrota en Liniers frente a Unión por 2-0. Fue mucho tiempo ayudante de campo de Julio César Falcioni (ex-DT de Colón), y en su ficha figura haber dirigido a Olimpo, Quilmes, Independiente, Emelec y el Fortín.