Las estaciones de servicio vuelven a amenazar con dejar de vender con tarjetas de créditos. Se trata de una medida que ya había sido anunciada sobre finales del año pasado y que fue interrumpida por la intermediación de la Secretaría de Comercio. Esta vez, advierten que si no hay cambios, harán efectivo el corte.

Los empresarios aseguran que las reuniones con el gobierno y las empresas que administran los plásticos no fueron favorables para el sector que reclama: una reducción en las comisiones que se realizan por cada operación y acortar los días de transferencia de los fondos.

Según se precisó, el 45 por ciento de las ventas ya se realizan con tarjetas (crédito y débito). Actualmente, el arancel fijado alcanza al 1,5 por ciento. Los estacioneros piden una baja progresiva de dicha comisión y llegar al 2.020 a una reducción del 50 por ciento menor que la actual.

En diálogo con UNO Santa Fe, Albero Boz, presidente la Federación Argentina de Expendedores de Nafta del Interior, aclaró que los fondos de las tarjetas se siguen acreditando a los 28 días de realizada la venta. En ese sentido, recordó que las petroleras no venden combustible sino es con "previo pago". Para el empresario santafesino, esta situación provoca dificultades de financiamiento.

Boz pidió que el gobierno acceda a realizar modificaciones y así avanzar con lo que viene pregonando desde hace tiempo: mayor bancarización.

Reunión Nacional

El pasado miércoles, representantes de 14 provincias de todo el país y de Cámaras empresarias afines, participaron ayer de la reunión de Comisión Directiva de la Confederación de Entidades del Comercio de los Hidrocarburos de la República Argentina (Cecha).

Federico Ricci, vicepresidente de Cecha, destacó como uno de los reclamos de mayor repercusión el de las tarjetas de crédito. "No estamos en condiciones de aguantar los 28 días que los bancos se toman para acreditarnos el monto de la operación", sostuvo Ricci. "Los expendedores están financiando el sistema con su capital de trabajo", agregó.

El dirigente manifestó que la situación se analizará en cada provincia detalladamente para luego realizarár un informe a nivel nacional. "Con los resultados decidiremos los pasos a seguir", puntualizó.