"La energía es cara en Santa Fe por la mala administración de la EPE", disparó este jueves el diputado nacional de Cambiemos, Luciano Laspina, al evaluar el impacto de los tarifazos en la provincia, donde hace pocos días el gobernador Miguel Lifschitz hizo público un pedido a la Nación para que no haya más tarifazos durante 2018.

El presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, y una de las espadas de Cambiemos en Santa Fe, defendió la política de tarifas de gobierno nacional y en el caso concreto de los costos del servicio en la provincia, no dudó en apuntar contra la empresa estatal santafesina.

"La luz en Rosario es cara desde que yo era chico. Y seguía siendo cara aún antes del aumento tarifario. Y el componente nacional en la factura que la gente paga a la EPE es de un 30 por ciento. Este es un problema de larga data que tenemos en la EPE", remarcó Laspina.

En declaraciones al programa Zysman 8300, el legislador nacional manifestó que "el problema que tiene Santa Fe es el costo de distribución de energía que es muy caro. Y tenemos una empresa (EPE) con excelentes trabajadores, pero que necesita ser mejor gestionada. No solo en la calidad del servicio, ya que hay muchas quejas, sino también en los costos".

"Esto es lo que hay que exponer. Y no significa plantear la privatización de la EPE, ni estar en contra de los trabajadores. Significa tener empresas públicas que funcionen bien y los trabajadores tienen que ser parte de ese cambio", agregó Laspina.

En ese sentido, el diputado afirmó que Santa Fe "siempre tuvo una de las energías más caras del país. El año pasado estuvimos primeros en el ranking. Ahora estamos un poco por debajo de Córdoba. Pero siempre fue así. Y eso tuvo que ver con una empresa que es una mochila muy pesada para los usuarios".