El gobernador Miguel Lifschitz dejará habilitado esta mañana el acueducto Desvío Arijón en las localidades de Desvío Arijón y Sauce Viejo, junto a sus presidentes comunales Julio Gómez y Pedro Uliambre respectivamente; y el ministro de Infraestructura y Transporte, José Garibay. Los actos protocolares se llevarán a cabo a las 10 en Catamarca esquina San Lorenzo, Desvío Arijón, y a las 11 horas en Agustín Justo y Ruta 11, Sauce Viejo.

De este modo, a partir de este lunes, el gobierno provincial habilitará la provisión de agua potable a las localidades de Sauce Viejo y Desvío Arijón, beneficiando a más de 11 mil personas.

El acueducto ya se encuentra en pleno funcionamiento desde hace más de un mes, abasteciendo a la ciudad de Santo Tomé. En este momento, luego de finalizar el período de prueba, comenzará a proveer agua a las otras dos localidades contempladas dentro de la traza de la primera etapa.

Inversión

La obra contó con una inversión que ascendió a 850 millones de pesos, que el gobierno provincial logró ejecutar a partir de financiamiento internacional, y se encarga de transportar agua desde el río Coronda para ser procesada en la planta de potabilización ubicada en Desvío Arijón y luego ser distribuida.

En tanto, ya fue licitada la segunda etapa que contempla la provisión de agua a las poblaciones de Matilde, Sa Pereyra, San Carlos Centro, San Carlos Sud, San Mariano, Angélica, Rafaela y Susana. Dicha etapa beneficiará a más de 115 mil personas y cuenta con una inversión de $ 2.631.677.203.