Previo al desfile cívico militar, y luego de reconocer la labor destacada de santafesinos que a través de su labor aportaron para la construcción de una mejor provincia, el gobernador Miguel Lifschitz abrió su discurso en conmemoración del 208° aniversario de la Revolución de Mayo, resaltando la inauguración de los trabajos de remodelación en la plaza 25 de Mayo: "Hoy estamos también inaugurando este nuevo espacio con dos importantes mástiles que acercan la bandera al cielo y al sol, como un mensaje, una expresión de deseo de los santafesinos. Como un mensaje de esperanza".

Lifschitz llamó a reflexionar sobre lo ocurrido hace más de 200 años y "sobre qué hicimos y qué hacemos al respecto", ya que dijo que "mucho de lo ocurrido en aquella época nos sigue remitiendo también al presente y al futuro. Nada fue sencillo en nuestra historia. Desde aquel entonces y a lo largo de los últimos dos siglos, Argentina fue surgiendo entre encuentros y desencuentros. En ciclos tumultuosos, algunos más incluyentes y otros más excluyentes", expresó.

En esa línea, afirmó que "solo en pocos momentos de esa historia logramos consolidar una idea común, un proyecto nacional que dé respuesta a las expectativas y demandas de los distintos actores de la sociedad".

"La falta de objetivos claros y de metas compartidas genera incertidumbre acerca del futuro. Pero no podemos mirar la historia como espectadores, conformándonos con explicarnos los problemas y dificultades que nos aquejan", resaltó.

"De aquellos que tenemos más responsabilidades se requiere una mirada de estadista, para reconocer con franqueza, sin especulaciones, los problemas que afrontamos como sociedad. Negarlos o ignorarlos demora las soluciones. Un buen diagnóstico es el punto de partida ineludible para definir objetivos comunes y así construir un proyecto colectivo", agregó en alusión al presente del país.

En ese sentido, sin nombrar a Macri o al gobierno nacional, marcó que para avanzar se necesitan "miradas más amplias, más tolerancia, miradas más inclusivas".

"Es indispensable recuperar una noción de patria que nos ampare a todos. La democracia necesita avanzar, necesita al pueblo movilizado y partidos que representen con sus políticas a las mayorías. Que defiendan los intereses del pueblo. Una patria es más que un país, es un espacio de identidad colectiva. Es un proyecto común del que somos parte", afirmó y concluyó: "Hay un mandato de mayo que vuelve a tener vigencia, el levantar una nueva y gloriosa nación".

Santafesinos que representan el "Espíritu de Mayo"

Por segundo año consecutivo, previo al desfile y al discurso de Lifschitz, se realizó un reconocimiento a hombres y mujeres de la provincia que han demostrado en el desempeño de su labor un mérito especial, compromiso y una especial vocación de servicios.

"Esto los hizo meritorios de las distinciones que hoy hemos otorgado. En ellos también queremos rendir un homenaje a muchos santafesinos y santafesinas anónimos que todos los días en sus lugares de trabajo demuestran su contracción y vocación para realizar una tarea profesional, pero también para servir a los demás. Es el espíritu de mayo que alimenta a todas las generaciones que transcurrieron en estos 208 años", resaltó el gobernador.