El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, puso reparos sobre el proceso de recorte de recursos que impulsa la Nación a partir del acuerdo al que llegó con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y que afectará, según se adelantó, al plan de obras públicas que estaban previstas para el interior del país.

"Parece un federalismo a la inversa", aseguró Lifschitz, con relación al plan de ajuste que tiene previsto llevar adelante la administración de Mauricio Macri, y agregó: "Nos hubiera gustado que nos llamaran para discutir un proyecto de país, el futuro, las políticas económicas, y no solamente el ajuste".

No obstante, aclaró que la provincia va a escuchar la propuesta del ministro de Hacienda nacional, Nicolás Dujovne. "Nosotros siempre estamos dispuestos al diálogo, a escuchar, a tratar de contribuir con la Argentina en la medida en que se respeten los derechos de la provincia de Santa Fe", señaló Lifschitz.

Adelantó que mañana el ministro de Economía, Gonzalo Saglione, quien hoy denunció el reparto discrecional de fondos que hace el gobierno de Macri con las provincias, se va a reunir con su par a nivel nacional, para "conversar sobre la propuesta que está haciendo la Nación y manifestar la opinión de Santa Fe".

Sin embargo, advirtió: "Nosotros no estamos de acuerdo con los recortes a las provincias y más en un momento de dificultades de la economía donde es necesario un Estado presente, que no solamente no recorte sino que fortalezca las políticas sociales y que sostenga la obra pública, que es generadora de empleo y de movimiento económico para el interior del país".

Lifschitz señaló, además, que el ajuste que llevará adelante el gobierno nacional no tiene por qué vincularse con la deuda que Nación tiene con Santa Fe, y explicó: "El tema de la deuda es el cumplimiento de un fallo de la Corte Suprema de Justicia, por lo tanto corre por carriles separados. En estos días vamos a ver cómo van las negociaciones para ver si podemos llegar a un acuerdo favorable para la provincia".

Asimismo, reconoció que la propuesta de Nación de pagar la deuda con obras es justo en el momento que por el acuerdo con el FMI lanza un plan de ajuste que incluirá a la obra pública. "Esa ha sido una de nuestras preocupaciones, por eso hemos incluido en el acuerdo una cláusula de garantía de tal manera que si no se cumple con las obras que se comprometen en el convenio, haya una forma de compensar a la provincia por esas inversiones no realizadas", concluyó.