El gobernador Miguel Lifschitz y los ministros de Seguridad, Maximiliano Pullaro, y de Justicia, Ricardo Silberstein, llegaron esta mañana al Centro de Justicia Penal (CJP) donde se reunieron con la fiscal Valeria Haurigot, quien encabeza la investigación del violento ataque a tiros contra ese organismo judicial.

También había acudido al lugar la jueza de la Corte Suprema de Justicia provincial María Angélica Gastaldi.

El ataque contra el CJP se produjo entre las 3 y las 4 de esta madrugada. Según las primeras informaciones, autores desconocidos dispararon entre siete y ocho balas contra el sector del edificio que está sobre calle Rueda entre Sarmiento y Mitre.

La agresión no causó heridos, pero sí consternación en el Gobierno y también en el Poder Judicial ya que se produjo a pocos días de una saga de hechos violentos contra viviendas que pertenecían o estuvieron ligadas a jueces que actuaron en el proceso que terminó en condenas a los jefes de la banda de Los Monos.