Las empresas productoras y distribuidoras más importantes del país analizan cómo morigerar el impacto que tendrán las boletas durante los meses de invierno. Desde inicios de abril, el servicio registra una suba promedio entre los usuarios residenciales de esta provincia cercana al 33 por ciento.

Es en este contexto que los empresarios estudian junto al Enargás (Ente Nacional Regulador de Gas) que se pueda trasladar parte de la factura de los meses de invierno, aquellos con mayor consumo, a los primeros meses del año.

LEER MÁS: La tarifa de gas natural aumentará entre 27 por ciento y 46 por ciento en Santa Fe

Desde Litoral Gas confirmaron a UNO Santa Fe que se trata de una posibilidad no tan lejana. La idea es financiar el 25 por ciento del monto de la factura. Es decir, pagar solo el 75 por ciento de las boletas relacionadas a los consumos del cuarto y quinto bimestre de facturación, para que sean abonados durante los bimestres I, II y III del año que viene.

En diálogo con UNO Santa Fe, el gerente de Relaciones Instituciones de Litoral Gas, José María González, comentó: "Se facturaría el ciento por ciento pero el 25 por ciento de la misma se pasaría para el primer, segundo y tercer bimestre del año que viene. Es lo que se está pensando y es probable que se lleve adelante".

El referente de la empresa que presta servicio en territorio provincial aclaró que para que entre en vigencia el beneficio "tiene que haber una comunicación del Ministerio de Energía", ya que el financiamiento va a tener que estar soportado por los productores y distribuidoras.

Eso sí, restará resolver otros aspectos fundamentales de la iniciativa, como es la tasa de interés que se estaría cobrando sobre el saldo financiado, algo que por el momento no está resuelto.

José María González aclaró que "no habría muchos problemas desde el punto de vista informático" para aplicar el mecanismo de cobro, a diferencia de lo que se propone a través de la "factura previsible".

En la última audiencia pública se propuso como alternativa la posibilidad de cobrar lo que podría llegar a ser una "tarifa plana" y que bimestralmente se pague el promedio del gas consumido en el año para amortiguar el consumo de invierno.

El gerente de Relaciones Institucionales de Litoral Gas indicó que difícilmente se pueda implementar este año. "Necesita un tratamiento en los sistemas de cada una de las compañías bastante importante, con lo cual es difícil que se pueda lograr para este año", señaló.

Nuevos aumentos

Con las nuevas tarifas, un cliente residencial promedio de Litoral Gas que consume alrededor de mil metros cúbicos al año, tendrá una suba cercana al 33 por ciento.

Se trata del 60 por ciento del total de los usuarios que pagaban una factura 700 pesos y pasará a pagar más de 900.

Los incrementos están relacionados al tercer escalón del acuerdo firmado en la revisión tarifaria de 2016. Es el tercer escalón del acuerdo firmado en la revisión tarifaria de 2016, considerando la "gradualidad" que había exigido la Suprema Corte de Justicia para avalar el incremento.

El gobierno nacional continúa con el camino de quita de subsidios que comenzó en octubre de 2016 y que piensa terminar en octubre de 2019, año en el cual se piensa llegar a un precio de "equilibrio" y a un escenario de mayor competencia.

Respecto a los mercados regulados, como el de transporte y el de distribución (Litoral Gas), la cartera que conduce Aranguren determinó en 2016 un aumento determinado y un volumen de inversiones asociadas. Dichas subas se pensaron en tres partes: abril de 2017, octubre de 2017 (postergado por las elecciones a diciembre) y otro en abril de 2018).