La selección española desnudó el presente del combinado nacional tras la goleada 6-1 en el Wanda Metropolitano y dejó entrever que sin Lionel Messi, la chapa de candidato en el Mundial de Rusia 2018 no es tan fuerte.

Tras el partido, el entrenador Julen Lopetegui se comunicó telefónicamente con Jorge Sampaoli post partido para decirle que "se quede tranquilo" porque había visto "un buen equipo" en el primer tiempo y que "tiene que sacar esto adelante".

También trascendió que la Pulga se paró frente a sus compañeros en el vestuario y les dijo que "esto se saca adelante entre todos" y que "no hay que bajar la cabeza".