Santa Fe
Lunes 25 de Junio de 2018

Los gremios santafesinos reclamaron un "cambio radical" de las políticas del gobierno

La marcha que se hizo en Rosario culminó con la lectura de un comunicado en el que los sindicatos que adhirieron al paro aseguran que el acuerdo con el FMI dejará "cada día más familias fuera del circuito de la economía".

Con un alto acatamiento, se llevó a cabo ayer en la ciudad de Rosario el paro de actividades al que convocó la Confederación General del Trabajo (CGT) y que culminó con una ruidosa manifestación que recorrió en horas del mediodía las calles del centro rosarino.

La marcha que protagonizaron los trabajadores de diferentes puntos de la provincia de Santa Fe, que partió desde la Plaza Pringles, en Córdoba y Corrientes, se encaminó hasta la sede local de la Ansés, ubicada en Rioja y Sarmiento, donde se montó un escenario y se leyó un documento conjunto de los gremios que adhirieron a la medida de fuerza.

En el comunicado, firmado por los los sindicato nucleados en el Movimiento Obrero Santafesino (MOS), y en el Movimiento Sindical Rosarino (MSR), se critica la política económica del gobierno nacional que llevó al "empobrecimiento de millones de trabajadores".

"Nuestra obligación es hacer oír la voz del conjunto del movimiento obrero y exigir al gobierno de Mauricio Macri un cambio radical de las políticas y medidas económicas que está llevando a cabo y que hipotecan el presente y el futuro de los argentinos", señala el documento.
"Las políticas económicas del gobierno nacional que ha decidido profundizar expresan un claro plan de ajuste, endeudamiento y empobrecimiento de millones de trabajadores"
Además, dispara munición gruesa contra la carta de intención que firmó el gobierno nacional con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en la que "establece como prioridad reducir el déficit, alcanzar metas fiscales, en definitiva, hablan de que los números cierren".

"El el precio que decide pagar el gobierno para que los números cierren es dejar cada día mas familias fuera del circuito de la economía y el mercado del trabajo", agrega el mensaje, y remata: "Esto conlleva a la profundización de recesión y la crisis económica que atraviesa la República".

En el marco del acto, habló el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica, Antonio Donello, quien destacó la alta convocatoria que hizo la CGT y que según su estimación tuvo una importante respuesta en Rosario y la región.

"El acatamiento del sector fue de casi el ciento por ciento, todas fábricas grandes pararon", aseguró el dirigente sindical, y siguió: "Ahora todo esto nos preocupa porque uno quisiera estar trabajando y no haciendo medidas de fuerza pero las políticas de este gobierno obliga a que salgamos a la calle para defender los puestos de trabajo porque lo que se viene es muy triste".

Antonio Ratner, titular del Sindicato de Trabajadores Municipales, señaló: "Primero estamos movilizados porque están atacando a los trabajadores del Estado y segundo no somos una isla, acompañamos a todos los trabajadores y sus gremios porque estamos todos sufriendo necesidades".

La secretaria general de Coad, Laura Ferrer Varela, indicó: "Este es un primer paro que nosotros venimos pidiendo desde hace mucho tiempo, vamos a seguir bregando por la unidad de todos los trabajadores para que juntos derroquemos la política de este gobierno".

A continuación el texto completo del comunicado de los gremios que marcharon en Rosario:
"Frente a las políticas económicas del gobierno nacional que ha decidido profundizar y que expresan un claro plan de ajuste, endeudamiento y empobrecimiento de millones de trabajadores, junto a la destrucción del mercado interno, la producción y el empleo, los sindicato nucleados en el Movimiento Obrero Santafesino (MOS), y en el Movimiento Sindical Rosarino (MSR), estamos convencidos que es nuestra obligación hacer oír la voz del conjunto del movimiento obrero y exigir al gobierno de Mauricio Macri un cambio radical de las políticas y medidas económicas que está llevando a cabo y que hipotecan el presente y el futuro de los argentinos.

"Vista la situación actual de nuestro país y entendiendo la demanda de los trabajadores expresamos: la carta de intención presentada por el gobierno nacional ante el FMI establece como prioridad reducir el déficit, alcanzar metas fiscales, en definitiva hablan de que los números cierren y el precio que decide pagar el gobierno para que los números cierren es dejar cada día mas familias fuera del circuito de la economía y el mercado del trabajo. Esto conlleva a la profundización de recesión y la crisis económica que atraviesa la República".

"Los trabajadores son los que hacemos la patria día a día, es nuestra obligación proteger los intereses de nuestro país y una mejor vida para los trabajadores, por eso nos manifestamos en la calle ejerciendo nuestros derechos a huelga porque estamos dispuestos a discutir un país que queremos y ese país no es el de la pobreza y desempleo que está generando el gobierno de Mauricio Macri. basta de políticas neoliberales, basta de ajuste a los trabajadores.

"Unidad y en la calle defendiendo nuestros derechos, que viva por siempre el movimiento obrero argentino".