En el concierto realizado el pasado viernes en el Centro Cultural Provincial, los y las integrantes de la Orquesta Sinfónica hicieron público un documento antes del inicio de la presentación.

En el mismo, denuncian las interferencias que generan el normal desarrollo de su actividad e informan que se encuentran en estado de asamblea permanente desde el pasado 28 de junio. Cabe destacar que los reclamos y medidas se encuentran respaldados por Ate.Entre las necesidades, se mencionan: que se resuelva la acústica del escenario y que las tarimas que no sean un riesgo para los músicos que allí se ubican, ya que se han caído hasta la fecha cuatro de los profesores que integran el organismo. Además, se reclaman mejoras en la iluminación del escenario, cuya luz es insuficiente y está lejos de ser el tipo de luminaria que se necesita para ver y sin esfuerzo las partituras.También se demanda el reemplazo de instrumentos, que son propiedad de la Orquesta y ya han cumplido su ciclo, por otros nuevos que se adecuen a los ambiciosos programas que se abordan desde hace varios años.Por último, se reiteró la necesidad de tener un espacio propio, una sala sinfónica, preparada para los requerimientos de los dos más altos elencos artísticos musicales con sede en la capital santafesina: la Orquesta Sinfónica Provincial y el Coro Polifónico Provincial.Los trabajadores realizaron una presentación a las autoridades del Ministerio de Cultura el pasado 3 de mayo y posteriormente mantuvieron una reunión de la que no se obtuvieron respuestas favorables.