Un grupo de jóvenes y amantes de los animales decidieron hace un año identificar a los perros en situación de calle y atenderlos en caso de que sea necesario con alimentos y abrigo, y luego encontrarles un hogar. Macetita es uno de ellos, que luego de estar tres semanas en una guardería porque la calle representaba un peligro, encontró un hogar.

Susana y Néstor viven en barrio Guadalupe y conocieron la historia de Macetita a través de la red social Facebook, se contactaron con sus madrinas, Noelia, Anabela y Magalí y desde el viernes vive con ellos y además tiene una hermana perruna, Lupe, otra rescatadita.

Su historia

Macetita es un perro joven de carácter juguetón y alegre al que siempre se lo podía ver en las calles de la ciudad. Hace dos meses, Anabela y Noelia crearon un perfil abocado a su cuidado, ya que durante ese período de tiempo no lograron ubicarlo.

LEER MÁS: Conocé a la agrupación que se dedica al cuidado de perros en situación de calle

"Él ya hace más de un año que está dando vueltas por la ciudad, creemos que fue abandonado porque está muy bien. Pero le gusta mucho caminar durante todo el día y después queda tendido en algún lado para dormir y sigue su rumbo", explicó Anabela hace unas semanas.

"Macetita nuestro amigo fiel" se llama el perfil, allí comenzaron a buscarlo hasta que lo encontraron en el camping de UPCN. Luego volvió a desaparecer y lo vieron en la zona de barrio El Pozo. Ante el temor de que le sucediera algo por el peligro que implica la ruta, lo fueron a buscar, lo castraron y lo dejaron en una guardería y comenzó la búsqueda de una familia.

Una de las condiciones del nuevo hogar, era que tuviera patio o un lugar amplio donde pudiese andar y sobre todo cerrado para que no se fuera porque "tiene alma de callejero". Por eso la casa de Susana y Néstor es ideal.

"Pactamos un día y hora que fue el viernes para que conociera a su nueva familia. En la guardería lo dejaron bien lindo. Bañado y perfumado. Apenas lo vieron se enamoraron de él. Cuando me despedí, me acerque y le dije al oído que sea feliz y que se porte bien con sus nuevos padres. A los 10 minutos su mamá me mandó una foto donde se lo ve tirado en la pileta", contó con mucha emoción y alegría Anabela.

Antes de terminar dijo: "Están felices con él y nosotras más, pero sobre todo se lo ve a él muy contento. Las tres Noe, Maga y yo que somos sus madrinas estamos felices de que haya podido encontrar una gran familia, y vamos a seguir trabajando juntas para que ya no haya más callejeritos como Macetita".