El 29 de diciembre pasado, Ariadna Sandoval falleció en el hospital Cullen luego de haber deambulado por varios centros de salud desde finales de octubre en busca de asistencia médica tras haber caído de un auto en movimiento conducido por su expareja en la ruta 11, quien a pesar de haber sido acusado por varios testigos de ejercer sobre ella violencia de género y estar sospechado de haberla tirado, espera los avances de la investigación en prisión domiciliaria.

El hecho, considerado injusto por parte de sus familiares, buscará ser repudiado esta tarde con una marcha pacífica que se llevará a cabo desde las 18.30 en la plaza Pueyrredón (Bulevar Pellegrini 1600) hacia el domicilio donde se encuentra el agresor y de ahí hacia la Fiscalía de Homicidios (9 de Julio y Obispo Gelabert).

Los convocantes piden a quienes deseen acompañarlos que preferentemente lleven una prenda blanca.