El Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, a través de la subsecretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, atiende actualmente a 3.500 niños y sus familias en los 31 Centros de Acción Familiar (CAF) distribuidos en el territorio provincial.

Desde 1947, los CAF están enfocados en fortalecimiento familiar y social a través de la atención de niños de primera y segunda infancia y familias en condiciones de vulnerabilidad social.

En sus 70 años de trabajo territorial se han constituido como lugares de referencia comunitaria para niños adolescentes y familias en condiciones de vulnerabilidad social, donde a través del trabajo en red con Organizaciones Gubernamentales y de la Sociedad Civil, así como con la articulación con diversos programas sociales, contribuyen al fortalecimiento de la trama institucional local y de la política pública provincial.

El ministro de Desarrollo Social, Jorge Álvarez, explica que "los CAF son espacios institucionales de puertas abiertas para la participación, reflexión e inclusión de niños, niñas, adolescentes y jóvenes dirigidos a la creación y fortalecimiento de lazos sociales, promoviendo los derechos y reconociendo capacidades de cada uno para potenciar las propias identidades y encontrarse a través de espacios educativos, lúdicos y recreativos para el desarrollo infantil".

"En la actual coyuntura, los CAF resultan indispensables para abordar integralmente las complejidades sociales y económicas que afectan a los sectores más vulnerables. Estos dos últimos años hemos percibido una creciente demanda en estos lugares. Antes, a lo mejor, había mayor participación de los niños y adolescentes y ahora, cada vez más, se suma la familia completa, esto hace evidente la necesidad de contención y acompañamiento para todos los integrantes de la familia", destacó.

"En nuestro Ministerio trabajamos articulando los programas y las políticas de las distintas secretarías y el caso de los CAF no es una excepción. Es por eso que aprovechamos estos espacios para realizar capacitaciones en oficios a través del programa Nueva Oportunidad, que brinda herramientas para que los jóvenes que no tienen mejores opciones y condiciones de vida, encuentren este programa una posibilidad para transformar la realidad. Asimismo, trabajamos para articular institucionalmente a los CAF en cada barrio, localidad o municipio potenciando su vital labor social", concluyó Alvarez.

Contención y promoción de derechos

A partir de la Ley 12.967 los CAF se denominan Centros de Promoción de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes. "La tarea fue variando a lo largo de la historia. Hoy la misma ley provincial los denomina Centro de Promoción de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y su tarea es desarrollar en cada niño, adolescente, familia y también en la comunidad, aquellos recursos que le son propios y que los tienen por ser sujetos de derecho", aseguró la subsecretaria de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia, Andrea Travaini.

Además, comentó que "en los CAF se interviene para que se pueda desplegar esa potencia que tiene cada ser humano, cada comunidad, cada familia a través de diferentes propuestas que van desde el cuidado diario en lo que es primera infancia, pero también a través de talleres de expresión para niños que están en segunda infancia, talleres de capacitación en oficio a través del programa Nueva Oportunidad con adolescentes y jóvenes, talleres para madres y padres que tienen el objetivo de generar convivencia y lazos institucionales, con lo cual es muy amplia la tarea y también varía de territorio en territorio".

Por su parte, la directora provincial de Promoción de Derechos, Marina Cimadamore, expresó que "se trata de espacios de contención donde trabajan equipos interdisciplinarios para que, además, sea una construcción colectiva con las mismas personas que asisten a los CAF. Para eso contamos con personal que hace mucho tiempo viene trabajando en lo social y que ve en cada niño o en cada familia, aquello que es necesario promover y desarrollar, y ahí acompañan y sostienen".

Experiencia en la ciudad de Santa Fe

De los 31 centros que funcionan en la provincia, 10 se desarrollan en la ciudad de Santa Fe. Uno de ellos es el N° 18, ubicado en Menchaca 10200 en barrio Abasto, donde concurren más de 100 personas entre niños, adolescentes y familias.

La directora del CAF, Marina Escurra, contó: "Nosotros trabajamos en la zona norte de la ciudad, donde la población tiene escasos recursos. Allí participan algunos vecinos, van los niños de primera infancia y hay talleres para adolescentes, mamás y chicos".

Según recordó, el lugar surgió como un grupo de madres que brindaban copa de leche y comedor para los chicos del barrio y el año que viene cumplirá 30 años de servicio. "En un momento, el gobierno decidió transformarlo en un CAF y ellas fueron las primeras trabajadoras. Desde ahí se trazan lineamientos que tengan que ver con la promoción de derechos de niños, adolescentes y familias. Las mamás se integran en los talleres y también trabajamos con los adolescentes. En este momento, con el Nueva Oportunidad y con Ingenia, hay capacitaciones en murga, arbitraje, y panadería, que hacemos junto con el CAF N° 26 que funciona en El Alero".

Escurra agregó: "De primera infancia, atendemos a unos 40 chicos y un número similar en los talleres. Además, hay 30 personas que participan de la capacitación del Nueva Oportunidad, así que diariamente superamos las 100 personas". En este sentido, destacó que "el CAF tiene como característica su apertura, lo que posibilita la fluidez de personas que asisten al lugar, además de trabajar en red junto al centro de salud y con otras instituciones", concluyó.