El nuevo colector principal de agua pluvial del desagüe Mariano Comas, que requirió la realización de una obra de ingeniería muy compleja. Ya tiene un 57 por ciento de avance. La inversión provincial supera al momento los $24.500.000.

Es por ello que la provincia de Santa Fe, a través de la secretaría de Recursos Hídricos del Ministerio de Infraestructura y Transporte, destacó que días atrás se habilitó el tránsito vehicular en la intersección de Mariano Comas y López y Planes, tras finalizar con las tareas de asfalto.

"Se trata de una obra necesaria y esperada que permitirá drenar los excedentes hídricos evitando anegamientos muy frecuentes en la zona", destacó el ministro de Infraestructura y Transporte, José Garibay.

Y agregó que "para ello el Gobierno Provincial lleva invertidos al momento $24.506.214 en un proyecto de compleja realización, ya que se extiende por arterias muy transitadas de la ciudad y bajo las cuales existe un volumen importante de interferencias tales como caños de agua potable, cloacas, gas natural, cables de energía eléctrica, telecomunicaciones, entre otros servicios e instalaciones subterráneos".

"La satisfacción -destacó Garibay-, es que a pesar de ello hoy habilitamos el tránsito en la esquina de Mariano Comas y López y Planes ya que estamos concluimos el asfaltado sobre la traza del desagüe".

Y agregó el ministro: "Esto permitirá que no se sigan generando los contratiempos naturales que provoca toda obra urbana; pero sobre todo en esta que es muy compleja, porque cada vez que excavamos nos encontramos con obstáculos inesperados, que no figuran en ningún plano de la ciudad de Santa Fe".

Por su parte Nicolás Mijich, subsecretario de Obras y Gestión Territorial de la secretaría de Recursos Hídricos del Ministerio recordó que "el trabajo consiste en la ejecución de un desagüe troncal que se concentra sobre la calle Mariano Comas, desde Urquiza hasta la intersección de avenida López y Planes con Pasaje Irala. Esto permite sanear con muchísima eficiencia una zona de 20 hectáreas, beneficiando directamente a más de 500 habitantes del barrio Mariano Comas en Santa Fe Capital y contribuyendo al equilibrio hídrico general de Santa Fe".

"Asimismo, como obras complementarias se ejecutan cañerías de acometidas (que descargan) a los conductos, bocas de registros, bocas de tormenta, troneras de acceso y otros trabajos necesarios para el correcto funcionamiento del escurrimiento del sistema", agregó Mijich.