El gobierno de Santa Fe realizó este sábado en la ciudad de Rosario la inauguración de la nueva pantalla gigante que se emplaza sobre edificio del Museo del Deporte en el Parque Héroes de Malvinas, y allí se montó la escarapela más grande del mundo.

Las actividades, que contaron con la presencia del gobernador Miguel Lifschitz, comenzaron muy temprano, con partidos de fútbol y hockey, clases de zumba, hasta la hora de la ceremonia central.

A las 14, con la conducción de Eber Ludueña y Leo Farhat, se encendió el dispositivo gigante, y tras una cuenta regresiva, donde se proyectó un video del gobierno de Santa Fe dedicado a los ocho jugadores de la provincia que forman parte del plantel.

En tanto, el momento más emotivo, fue cuando se desarrolló la intervención de la escarapela más grande del mundo. Allí, más de mil vecinos, niños y niñas del barrio, tomaron la bandera y conformaron la figura enorme de este símbolo patrio alrededor de una gran pelota de fútbol celeste y blanca.

El histórico hecho quedó retratado en las imágenes aéreas reflejadas en la pantalla gigante pero sobre todo en la retina y en el corazón de los rosarinos, que entonaron el himno nacional y sellaron la tarde con un "Vamos Argentina!".