El gobierno de Santa Fe, a través del ministerio de Medio Ambiente, dio a conocer este viernes que los resultados de los análisis de agua de las muestras provenientes de Romang y Villa Ocampo, tomadas en ocasión de la mortandad de peces que afectan a la región, los cuales dieron negativo.

Los análisis fueron realizados por el Programa de Investigación y Análisis de Residuos y Contaminantes Químicos (Prinac), en bae a 124 materias activas, incluido glifosato, malatión y AMPA.

Al respecto, el subsecretario de Recursos Naturales, Alejandro Larriera, expresó que "hemos recibido los resultados de las muestras y de todas las sustancias investigadas por la Universidad Nacional del Litoral y no se encontraron indicios de existencia de materias activas que afecten el recurso hídrico tanto en Romang como en Villa Ocampo".

"Esta no es una noticia menor sino que refuerza lo que venimos diciendo, que estamos ante un fenómeno natural que es provocado por el déficit de oxígeno disuelto en el agua producto de las altas temperaturas imperantes y las crecidas repentinas de los ríos", señaló el funcionario provincial.

"Además, no es un caso exclusivo nuestro sino que es un fenómeno natural de escala regional, dado que situaciones similares ocurren en al menos tres provincias distintas (Formosa, Chaco y Santa Fe) y en al menos dos ríos distintos (Paraná y Paraguay)".

Para más información ingresar en la página web del gobierno provincial, haciendo click aquí.