Entre la madrugada y noche del viernes fueron seis los ataques con fines delictivos que se sucedieron en el barrio 7 Jefes con la misma modalidad: motochorros. Las afectadas elegidas también tienen una característica coincidentes, todas son mujeres.

UNO pudo dialogar con Silvia, una de las víctimas, quien comentó que promediaban las 19 cuando se dispuso a ingresar a su domicilio tras bajarse del auto y sintió tras sus pasos un movimiento y la voz de un hombre que le reclamó que le entregue su celular y la amenazó diciendo que tenía un arma. La mujer, que habita sobre calle Chacabuco, entre Laprida y Grand Bourg, aseguró que lo único que atinó en el momento fue hacer lo que se le pidió y a gritar para pedir auxilio, mientras observaba cómo el delincuente se daba a la fuga en una moto que había dejado en marcha sobre la calle.

Y en esa línea dijo que llamó al 911 y recibió asistencia inmediata, pero remarcó que "en 20 horas hubo seis hechos con la misma modalidad en el barrio".

"Esto lo sé porque entre vecinos tenemos un grupo y a distintas horas se fueron dando las novedades de los hechos. Es una locura lo que está pasando", afirmó.

Cabe destacar que los hechos efectivos concretos fueron tres y los restantes se trataron de intentos que resultaron fallidos. En esa línea, la vecina puntualizó en la necesidad de que se incremente la presencia policial en el lugar y denunció sentir "que viven en zona liberada".

Al respecto, la lectora de UNO cerró: "Este barrio era tranquilo, pero desde hace un tiempo es muy triste lo que estamos viviendo. Lamentablemente ya uno piensa dos veces antes de salir. Esperamos que las autoridades nos escuchen y se hagan eco de nuestras necesidades".