Santa Fe
Lunes 25 de Junio de 2018

Movilización en Bulevar y San Jerónimo, convocada por el Partido Obrero

Tuvo lugar pasadas las 10.30, en el marco del paro general nacional.

"Abajo el ajuste de Macri y los gobernadores. No al pacto con el FMI. Reapertura de paritarias. Basta de despidos", fueron los reclamos con los cuales, en el marco de un paro nacional de trabajadores, el Partido Obrero convocó a una concentración en la ciudad de Santa Fe, en la esquina de Bulevar Gálvez y San Jerónimo.

Allí se acercó, pasadas las 10.30, un nutrido grupo de manifestantes que interrumpió el tránsito durante algunos minutos para hacer oír sus pedidos al gobierno.

Días atrás, referentes de ese partido participaron en el primer Plenario Nacional del Sindicalismo Combativo que se reunió en Lanús y adhirieron al plan de lucha determinado en conjunto. Una de las medidas fue la de sumarse a este paro general con movilizaciones en todo el país.

En un documento plasmaron: "Las consecuencias de la profundización de ajuste, tras el pacto Macri-FMI, las vemos ya: en la devaluación acelerada del peso que se traslada al aumento generalizado de los precios, golpeando el poder adquisitivo de nuestros salarios, en los tarifazos permanentes, en centenares de nuevos despidos, en una criminalización de la protesta obrera cada vez más acentuada (como se ve en la persecución a los luchadores del subte, de Cresta Roja, del Inti o del Posadas) y en el incremento de la represión en todas sus formas: detenciones, persecución judicial, política y mediática a los luchadores. La intención de habilitar a las FFAA para la represión interna expresa el temor de un gobierno, debilitado y golpeado por su propio fracaso, a una nueva rebelión popular. Argentina es una expresión concentrada de la crisis capitalista mundial".

Con respecto al paro de la CGT, el documento caracteriza que esta "se vio obligada a llamar a esta medida por la presión creciente de las bases obreras, pero lo hace con el objetivo de descomprimir la bronca popular generalizada".

"Hace falta un plan de lucha para derrotar al Gobierno: una respuesta obrera unificada y sostenida, que supere el colaboracionismo abierto de la CGT, las acciones testimoniales de las CTA, y la política de Moyano, los K de la Corriente Federal y el espacio del 21F, centrada en el voto en el 2019", concluye.

"Reivindicamos la independencia política de los trabajadores y proponemos estas medidas como parte de una salida obrera a la crisis a partir de una deliberación colectiva", señala el programa aprobado en el plenario. Este plantea, entre otros, la reapertura de paritarias sin techo, salario equivalente a la canasta familiar y la duplicación del salario mínimo, vital y móvil y de la jubilación mínima, con cláusula de actualización automática por inflación y la elección de paritarios electos con mandato de asamblea en cada gremio. También: "La reposición de los aportes patronales rebajados en 1993 por el gobierno de Menem y Cavallo y el 82% móvil para todos los jubilados. La prohibición de los despidos y el reparto de las horas disponibles entre todos los trabajadores sin afectar el salario y la ocupación y la huelga en toda empresa que quiebre, cierre o despida masivamente. Por una nueva dirección combativa y antiburocrática del movimiento obrero basada en la democracia sindical y la independencia política de los trabajadores. Por la derogación de la Ley de Asociaciones Sindicales, que ampara el dominio de la burocracia".