A un año del inicio de los controles por narcolemia en la ciudad de Santa Fe, la Municipalidad informó que el 46 por ciento de los test realizados dieron positivo. Se trata de los chequeos que se realizan sobre conductores para saber si se encuentran bajo los efectos de alguna droga o sustancia, que no sea alcohol.

En total se realizaron 138 controles en las calles de la ciudad por narcolemia. De los mismos, 63 dieron positivo (46 por ciento), 34 por el consumo de marihuana (25 por ciento), 16 por cocaína (12 por ciento), 12 por cocaína y marihuana (9 por ciento) y uno por el consumo de cocaína más anfetamina.

LEER MÁS: Rige en Entre Ríos la ley de alcoholemia cero

El secretario de Control de la Municipalidad, Ramiro Dall'Aglio, dijo en declaraciones a LT 10 que el 50 por ciento de los positivos eran conductores de entre 20 y 30 años; entre 31 y 40 años el 46 por ciento; y más de 41 años el 4 por ciento. Además, destacó que el 98 por ciento de los mismos eran hombres.

Cabe aclarar que no todos los conductores son sometidos al test de narcolemia, sino que se procede al mismo a partir de la decisión de un médico que observa alguna situación extraña o advierte posibles síntomas de una persona de estar bajo los efectos de alguna sustancia.

LEER MÁS: Rosario: Un hombre fue alcoholizado a tramitar su carné de conducir

Respecto a las sanciones, el funcionario municipal recordó que el municipio procede a la retención inmediata del vehículo, como así también la licencia de conducir. Sobre este último punto aclaró que se solicita la "inhabilitación para conducir a nivel nacional".

Sobre la continuidad de los controles, Dall'Aglio anticipó que el gobierno de la ciudad tomó la decisión de comprar un equipo más (solo había uno) con la intención de crecer en la cantidad de test realizados. Cada aparato tiene un costo cercano a los 9.000 dólares y cada control le cuesta al municipio 1.100 pesos.