Natacha Jaitt no se quedó callada. Como suele hacerlo. Sumó un nuevo capítulo a la polémica que se disparó luego de que acusara a varios periodistas y políticos de pedófilos en la mesa de Mirtha Legrand.

A través de su perfil de la red social Twiiter, la mediática hizo su descargo luego de que le lluevan críticas por sus acusaciones. Además, aseguró que la producción del programa de la diva de los almuerzos sabía que iba a hablar del tema y que nadie le dio órdenes ni letra.

Natacha dijo que no piensa "responder las mentiras que están diciendo para cubrirse" y que la producción del programa "sabía de qué iba a hablar en la mesa".

También aseguró que es "es ridículo pensar que soy agente, que me asesoraron los servicios de inteligencia o que alguien me pagó. El único asesoramiento lo tuve para mi vestuario".

En ese sentido, aseguró que se ve sorprendida en su "buena fe, ya que me usaron por un alto rating y ahora se arrepienten. No cobré nada y lo único que me importa son los chicos abusados a los que nadie en la televisión parece importarles".

Por último, pidió "fuerzas para destrozar a cualquiera que no esté ocupándose de los pobres chicos abusados y contagiados con VIH".