La mediatica, que está en el eje de la polémica tras su participación en el programa de Mirtha Legrand, arrancó el miércoles escapando de Comodoro Py y lo cerró dando su versión. "Casi fui Nisman", dijo.

"Me trabaron y no me dejaron ir", denunció en un video que anoche subió a YouTube. "Lo ví al señor Vera y me doy cuenta que era una trampa", agregó.

En un primer plano, no se veía su rostro completo, y con mala iluminación, en el video detalla que "tiene las pruebas" y que temió terminar como el fallecido fiscal de la UFI Amia Alberto Nisman.

"Me llega una citación, consultamos con mi hermano a quien era mi abogado, Diego Storto, y me dice que tenía que ir a Comodoro Py por la causa de violencia de género de mi ex, a favor mío. Me llamó la atención... me dormí, pero aprovecho y hago lo de violencia de género que llevo tanto tiempo... y me voy a Avellaneda a colaborar con lo de Leo Cohen Arazi, con la causa Independiente para ayudar con el tema de los chicos... me toman el DNI, me llaman la atención que no me lo dan inmediatamente y me dicen: 'Estamos acostumbrados a grabar lo que vamos a hablar'... y ahí me hizo ruido y me puse a grabar yo, por las dudas", relata en el video.

"Noto a la chica por escribir, nerviosa. Enciende su computadora y aparezco yo en Mirtha Legrand... 'Estás acá para contarnos qué empresa te contrató', me dicen. 'No se de qué hablan... ¿de C.P. hablan?', le dije. Para hacer una indagatoria te tienen que citar mínimamente cinco días antes... Llegué para hablar de violencia de género, de ahí me iba a Avellaneda con las pruebas de Leo Cohen... porque tengo pruebas, un montón... Entonces digo 'yo no voy a responder a esto'... no iba a hablar por hablar... me traban la puerta y yo me levanto, me empiezo a poner nerviosa y me empiezan a obligar a declarar... '¿quién sos? ¿para quién trabajás?'. Digo 'abrime que me quiero ir'... lo veo a Vera, aparece Storto, lo empujo y me dice 'acá hay algo raro'".

"Me cierran la puerta, me traban el pie, con una presión obligada. Había una cama armada, de agarrarme sin aviso, sin pruebas. ¡Claro que las tengo!", expresó Jaitt.

"Gracias a una mujer policía, que escuchó mis gritos desesperados y me ayudó a salir... me acercó hasta la Villa 31, donde muy amablemente los muchachos de la villa me acompañaron durante diez cuadras para sacarme de ahí 'VIVA'", relató Natacha sobre su salida del lugar.

Expresó que se fue "desesperadamente llorando" y arremetió contra Jorge Rial. "Me pongo a disposición del fiscal Garibaldi para lo que me necesite, que por supuesto tengo las pruebas de C.P. pero si me citan como corresponde. Sin engaños, sin mentiras, sin cama. Lo que quisieron hacer es pisarme el palito. Sabés qué C.P., las pruebas las tengo. Preparensé, esto es muy grave", agregó.